El Desorden Obsesivo Compulsivo en los perros, también llamado DOC, es un comportamiento que parece fuera de lugar, extraño, y mayormente dirigido a sí mismo y a objetos, usualmente son objetos inanimados, como el alimento, un plato, un juguete, pero también pueden ser objetos en movimiento, como los automóviles, las bicicletas y otros por el estilo.

 

El Desorden Obsesivo Compulsivo en los perros-DOC-se presenta en perros estresados, ansiosos o aburridos que pueda ocasionar muchas molestias para el propietario del can.

 

El DOC consiste muchas veces en la destrucción de objetos, patios, jardines. También el cavar obsesivamente, morder sus propias patas, ladrarle a la nada y atacar objetos inanimados.

 

Si el Desorden Obsesivo Compulsivo es causado por estrés, lo mejor es conseguir ayuda de un veterinario. Un perro estresado puede ser un perro dablemente peligroso.

 

Pero si el DOC es causado por aburrimiento entonces es necesario incrementar la actividad del perro teniendo en cuenta que un perro cansado es un perro contento y nada compulsivo. Puedes llevarlo a jugar o a dar largas caminatas.

Si en cambio el DOC es causado por ansiedad, entonces debemos observar qué es lo que está poniendo ansioso al animal y distraerlo con el juego por ejemplo.

Hay que señalar que el Desorden Obsesivo Compulsivo también puede ser parte de la genética del perro. Algunas razas están predispuestas a estos comportamientos, como los Dobermans, que suelen lamerse sin parar; los Pastores Alemanes, que les encanta perseguir su propia cola; y los Bull Terriers, que tienen la mala costumbre de meter su cabeza debajo de objetos y quedarse estáticos en esa posición según la publicación Vida de Perros.