Que cruel puede ser la gente con los animales. El dueño de estos cuatro perritos y gatitos falleció y los hijos de este señor decidieron lanzar a la calle a estos pobres animales.

 
Estos animalitos fueron expulsados de su hogar después de la muerte del papá y dueño de la casa. Los hijos quedaron a cargo y los obligan a vivir en la calle y dormir dentro de un carro abandonado son dos perritos y dos gatitos muy lindos.


Las hembras ya están esterilizadas, los pobres sobreviven de la caridad de los vecinos pero están totalmente deprimidos porque además de tener que soportar la pena de haber perdido a la persona que más querían hoy están en la calle.


Los perritos son como un pekinés, son chiquitos, los gatitos son rubios, por lo pronto se necesita ayuda consistente en comida para gatito o perrito.


Si está interesado salvarle la vida a estos animales por favor llame a Milagros Granados a los teléfonos 4642269 o al 997966607.