Al menos nueve personas murieron hoy y veinte resultaron heridas por la explosión de una bomba en la ciudad occidental paquistaní de Quetta, informó a Efe una fuente policial.

El atentado tuvo lugar en una zona residencial de la capital de la provincia de Baluchistán a las 19.15 hora local (14.15 GMT).

"Hemos desplegado a un equipo de artificieros para desactivar una segunda bomba colocada en la zona", explicó la fuente policial.

Algunos canales de televisión dijeron que los fallecidos son diez.

Según estas cadenas, la bomba fue colocada en un coche situado en frente del domicilio de un hijo del ex ministro Nasir Manga ligado a movimientos nacionalistas baluchis, extremo que las fuentes oficiales consultadas por Efe no pudieron corroborar.

Testigos presenciales citados por diversos medios aseguraron que la explosión fue de gran intensidad y causó importantes daños en varios edificios de los alrededores.

Afirmaron además que, tras la explosión, un grupo de personas abrió fuego contra la policía e incluso contra algunos periodistas que se acercaron al lugar de los hechos.

EFE