Bolivia defenderá a un ciudadano suyo que fue condenado a muerte en Malasia

“Nosotros defendemos la vida, somos de la cultura de la vida”, dijo el ministro de la Presidencia. El Gobierno boliviano buscará tomar desde su embajada en Perú, ya que no tiene una Malasia.
Víctor Eduardo Parada Vargas y su madre. | Fuente: El Mundo

El Gobierno de Evo Morales inició gestiones para defender al ciudadano boliviano Víctor Eduardo Parada Vargas, condenado a pena de muerte por ahorcamiento en Malasia por introducir 450 gramos de cocaína en el país asiático, informó este sábado una fuente oficial.

El ministro de la Presidencia, Alfredo Rada, explicó a los medios que se contactó a la familia de Parada y se han efectuado algunas acciones desde las embajadas de Bolivia en Japón y en Perú, ya que el país no cuenta con una representación diplomática directa en Malasia. "Nosotros defendemos la vida, somos de la cultura de la vida, nuestra Constitución no contempla la pena capital, la pena de muerte. En ese sentido, tenemos una obligación de defender la vida de los bolivianos y por supuesto que lo vamos a hacer", dijo el funcionario.

La autoridad indicó que si bien se trata del "ordenamiento jurídico de otro país", en toda nación "siempre hay instancias de juzgamiento, de apelación e incluso de indulto" y mencionó que hay tratados internacionales "que defienden la vida". Rada agregó que la Cancillería boliviana dará próximamente un informe respecto a este caso.

Condenado por narcotráfico

Parada Vargas, de 30 años, vivió en la localidad de Benilloba, en la provincia de Alicante (España) de 2002 a 2009, cuando fue expulsado de España a Bolivia por carecer de documentación. En 2013 fue detenido en Kuala Lumpur cuando trataba de introducir desde su país 450 gramos de cocaína repartidas en bolsas ingeridas, lo que inició un proceso judicial. El pasado 5 de enero el juez lo condenó por tráfico de drogas a la pena de muerte por ahorcamiento, decisión que ha sido recurrida en primera instancia.

Su madre y sus tres hermanas aún viven en Alicante, donde todos trabajan teniendo la doble nacionalidad, y desde donde tratan de conseguir que Malasia no aplique la pena de muerte su familiar.  En declaraciones al canal boliviano Unitel, la madre de Parada, Silvia Vargas, dijo que han pedido "un asesoramiento jurídico a nivel internacional” para ayudarlo. "Pido al Ministerio de Justicia, al Gobierno, al señor presidente (Evo Morales) si él puede hacer algo por Víctor, yo le pediría de todo corazón que me ayude", señaló. EFE

¿Qué opinas?