Presidente de Argentina, Alberto Fernández. | Fuente: AFP

El Gobierno argentino dispuso este lunes por decreto la postergación hasta 2021 del pago de los servicios de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional emitida en dólares bajo ley local por unos 10.000 millones de dólares.

La medida, publicada hoy en el Boletín Oficial, podría ser considerada por los acreedores como un impago selectivo, mientras se esperan anuncios sobre cómo proseguirá la reestructuración de la deuda emitida bajo legislación extranjera, cuyo plan de negociación se ha demorado por el impacto en la economía argentina, en recesión hace dos años, de la crisis global desatada por el coronavirus.

El decreto del presidente Alberto Fernández dispone el aplazamiento de los pagos de los servicios de intereses y amortizaciones de capital de la deuda pública nacional instrumentada mediante títulos denominados en dólares estadounidenses emitidos bajo ley argentina hasta el 31 de diciembre de 2020 "o hasta la fecha anterior que el Ministerio de Economía determine, considerando el grado de avance y ejecución del proceso de restauración de la sostenibilidad de la deuda pública".

La norma exceptúa de este aplazamiento a algunos títulos, entre ellos letras en dólares en poder del Banco Central de la República Argentina (BCRA), otras suscriptas en forma directa por el Fondo de Garantía de Sustentabilidad del Sistema Integrado Previsional Argentino de la Administración Nacional de la Seguridad Social, y otros títulos emitidos por las secretarías de Finanzas y Hacienda.

El Gobierno fundamentó la medida en el hecho de que "la crisis sanitaria mundial generada por la pandemia del coronavirus COVID-19 ha alterado los plazos previstos oportunamente en el 'Cronograma de acciones para la gestión del Proceso de Restauración de la Sostenibilidad de la Deuda Pública Externa'".

(Con información de EFE)


¿Qué opinas?