Fotografía referencial
El menor no tenía problemas de salud previos. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: PIERO CRUCIATTI

Un menor de 17 años, quien murió luego de contraer el COVID-19 a pesar de no tener problemas de salud previos, falleció luego de que se le negara el tratamiento de emergencia en un centro hospitalario en California, debido a que no contaba con un seguro médico.

El alcalde Rex Parris confirmó la muerte del adolescente en un video de YouTube, en el que sugirió a los ciudadanos tomar esta pandemia con seriedad y practicar el aislamiento y las medidas de distanciamiento social. “El viernes antes de morir, estaba sano”, dijo. “Para el miércoles, estaba muerto”, finalizó.

Asimismo, Parris confirmó que el joven no contaba con un seguro de salud, por lo que no le dieron tratamiento médico cuando llegó al centro, en donde el personal médico le sugirió que vaya a un hospital público. “De camino al hospital AV sufrió un paro cardiaco”, apuntó el alcalde y agregó que los médicos le practicaron la reanimación y lo mantuvieron con vida durante seis horas, sin embargo, para cuando llegaron al hospital en cuestión, el joven ya había fallecido.

La muerte de este joven no es la primera, a pesar de que la mayoría de víctimas mortales por Covid-19 son adultos mayores o personas vulnerables y con patologías previas. Estados Unidos ha confirmado tener más de 85.000 casos de pacientes con coronavirus, y cerca de 1300 fallecidos, cifra que según las predicciones, seguirá incrementándose con el paso de los días.

En declaraciones a The Independent, doctores y enfermeras aseguraron que el virus impacta a los jóvenes de la misma manera que a los adultos en algunos casos. Otro ejemplo sucedió en Louisiana y uno más en el Reino Unido, en donde una mujer de 21 años sin enfermedades previas falleció tras contraer el virus.