Brasil: Hospital crea un test genético para detectar COVID-19 sin falsos negativos

El Hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo, uno de los centros médicos de referencia en América Latina, desarrolló el primer examen genético del mundo capaz de detectar el nuevo coronavirus mediante el uso de la tecnología de Secuenciación de Nueva Generación (NGS) sin presentar falsos negativos.

Brasil ya ha registrado al menos 291.579 casos y alrededor de 19.000 muertes de coronavirus | Fuente: AFP | Referencial

El Hospital Israelita Albert Einstein de Sao Paulo, uno de los centros médicos de referencia en América Latina, desarrolló el primer examen genético del mundo capaz de detectar el nuevo coronavirus mediante el uso de la tecnología de Secuenciación de Nueva Generación (NGS) sin presentar falsos negativos.

Esta tecnología, conocida popularmente por sus signas en ingles (NGS), consiste en la lectura de pequeños fragmentos de ADN para la identificación de enfermedades o mutaciones genéticas.

Pero la innovación desarrollada por los investigadores del Hospital Albert Einstein consistió en adaptar este método para detectar el ácido ribonucleico (RNA), la otra molécula biológica que, junto con el ADN, compone el material genético de todos los seres vivos. Ello porque, al igual que otros virus, el SARS-CoV-2 posee tan solo RNA.

"El virus tiene RNA y nuestro grupo de investigación tuvo interés en saber cómo un test molecular podría ser usado en el contexto de esta pandemia", explicó a EFE el director de Innovación y Transformación digital del Hospital Albert Einstein, Claudio Terra.

Aunque la precisión del nuevo test es "equivalente a la presentada por el método convencional", éste permite la realización simultánea de hasta 1 536 pruebas, es decir, un volumen de procesamiento 16 veces superior.

De acuerdo con el patólogo Joao Renato Rebello Pinho, coordinador del Laboratorio de Técnicas Especiales del Einstein, esta nueva metodología permitió a los laboratorios del hospital hacer unos 150 000 exámenes en un período de 72 horas, lo que supone un expresivo aumento en comparación a la capacidad inicial de 2.000 testes diarios.

En este mismo sentido se expresó Terra, quien resaltó que la importancia de esta novedad reside en la posibilidad de "aumentar dramáticamente" la capacidad de pruebas para el diagnóstico del COVID-19 y hacerlo a un coste "más accesible".

TEST SIN FALSOS NEGATIVOS

Las pruebas tradicionales de diagnóstico detectan anticuerpos producidos por el organismo en respuesta a la infección, por lo que solo pueden ser observados, en media, 14 días después de la contaminación.

Esto explica que los testes rápidos tengan una tasa aproximada de 30 % de falsos negativos, un porcentaje que se reduce al 0 % en el caso del nuevo examen ideado por el Einstein, que identifica la presencia del virus desde el primer día de infección.

Brasil ya ha registrado al menos 291.579 casos y alrededor de 19.000 muertes de coronavirus, aunque las cifras podrían ser mucho mayores debido a la alta subnotificación y a la demora en la realización de los tests.

EFE

¿Qué opinas?