Italia habría tenido 19 mil muertos más por COVID-19 que las cifras oficiales, según la Seguridad Social

El instituto de la Seguridad Social italiana consideró "poco fiable" el balance oficial de 32 000 fallecidos en Italia por la COVID-19

La región de Lombardía, al norte de Italia, ha sido la más golpeada por la pandemia. | Fuente: AFP | Fotógrafo: ANDREAS SOLARO

El coronavirus causó en Italia entre marzo y abril 19 000 decesos más que los anunciados por las autoridades, estimó este jueves el instituto de la Seguridad Social italiana, que consideró "poco fiable" el balance oficial de 32 000 fallecidos.

En un estudio publicado el jueves y divulgado por los medios nacionales, el Instituto Nacional Italiano de Previsión Social (INPS) indicó que entre marzo y abril se registraron 156 429 decesos, es decir, 46 909 más de lo previsto, respecto a una media de decesos constatados en los mismos meses entre 2015 y 2019.

El número de muertes declaradas por Protección Civil -balance de referencia anunciado a diario por las autoridades- vinculadas a la COVID-19 en ese mismo periodo fue de 27 938, subrayó el INPS, que se preguntó sobre la diferencia de "18 971 decesos, 18 412 de los cuales en el norte", la región más castigada por la pandemia.

"Teniendo en cuenta que el número de decesos es bastante estable en el tiempo, podemos, siendo prudentes, atribuir a la epidemia actual gran parte de los principales decesos ocurridos en los dos últimos meses", señaló el INPS. 

El organismo de la seguridad social consideró "poco fiable" el recuento de fallecidos por COVID-19, "realizado a partir del número de pacientes muertos y positivos que aporta diariamente el departamento de Protección Civil".

Según los datos del INPS, los fallecimientos ocurridos entre marzo y abril en el norte del país aumentaron un 84% respecto a la media de los años anteriores. En el centro, la subida fue del 11% y en el sur, del 5%.

No obstante, el organismo matizó que la evolución de los decesos entre marzo y abril "no estuvo únicamente condicionada por la epidemia, sino también por las consecuencias del confinamiento", en alusión a las personas que murieron de otras enfermedades pero que no fueron tratadas.

"Habrá que esperar a la erradicación completa del virus" para "entender mejor las verdaderas consecuencias de la epidemia", apuntó el instituto.

En Italia, la COVID-19 causó 32 486 muertes, 26 715 de las cuales en Lombardía (norte), según el balance del jueves de Protección Civil.