Mil cruces clavadas frente al Congreso brasileño fueron parte de una manifestación simbólica, silenciosa y de impacto, para recordar este domingo las más de 57 000 víctimas que la pandemia del coronavirus ha dejado en Brasil y el "negacionismo" del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, frente a esta crisis. 

| Fuente: EFE

El acto bautizado como "Stop Bolsonaro" fue organizado por un movimiento de izquierda que se identificó como "Resistencia y Acción".

| Fuente: EFE

Brasil se ha convertido rápidamente en el segundo país con más muertes y contagios de la enfermedad en el mundo.

| Fuente: EFE

El líder ultraderechista es uno de los gobernantes más escépticos sobre la gravedad de la pandemia y llegó a calificar a la COVID-19 como "gripecita".

| Fuente: EFE

Bolsonaro también defiende la inmediata normalización de todas las actividades y el fin de las medidas de distanciamiento social impuestas por gobiernos regionales y municipales para enfrentar el coronavirus. 

| Fuente: EFE

Según el último balance del Ministerio de Salud, transcurridos cuatro meses y un día desde el registro del primer caso, Brasil acumulaba hasta el sábado 57 070 muertes y 1 313 667 casos confirmados de coronavirus.

| Fuente: EFE

Pese a que la pandemia sigue avanzando y a que el país aún no llegó al pico de su curva de contagios, la mayoría de los gobiernos regionales y municipales que impusieron medidas de distanciamiento para frenar la enfermedad ya comenzó procesos graduales de desescalada. 

| Fuente: EFE

"Fue un acto para denunciar a los responsables por este genocidio", afirmó la profesora Lucia Iwanow, una de las organizadoras de la protesta.

| Fuente: EFE

Las cruces estuvieron por cerca de tres horas en uno de los amplios jardines frente a la sede del Congreso.

| Fuente: EFE

Brasil se ha convertido en uno de los nuevos epicentros mundiales de la pandemia y el que más víctimas mortales tiene en la región.

| Fuente: EFE