Elefantes que cargaban a turistas son liberados ante el cierre de campamentos por la pandemia del Covid-19

Los propietarios de los mamíferos han decidido quitarles los enormes asientos de manera y metal que tenían atados a las espaldas para siempre, pues el nuevo coronavirus los ha llevado a repensar las maneras en las que se entretiene a los turistas.  

Los paseos en elefantes solían ser la actividad favorita de los turistas. | Fuente: Flickr | Fotógrafo: Bo Jonsen

Mientras que el nuevo coronavirus continúa expandiéndose por varios países del mundo, algunas inesperadas liberaciones han ocurrido. Esta vez, se trata de decenas de elefantes en el noreste de Tailandia, del Campamento Maesa, en Chiang Mai, en donde debido a la reducción del turismo, los dueños se han visto obligados a cerrar sus puertas y a liberar a los elefantes que a diario paseaban a los turistas que llegaban hasta el lugar.

Sin una fecha estimada para el fin de la pandemia, los dueños han decidido remover el gran asiento de madera y metal que es atado a los mamíferos, por lo que los 78 elefantes se encuentran paseando libres por los campos, en donde el personal puede observarlos en su hábitat natural.

Esta es la primera vez en 44 años que los elefantes no usan los pesados asientos durante el día, de acuerdo con el director del campo de animales, Anchalee Kalampichit. “Desde que iniciamos este negocio, en 1976, montar elefantes ha sido la actividad preferida de los turistas”, contó.

“Sin embargo, debido a la expansión del coronavirus, cada vez llegan menos turistas, y eventualmente el Gobierno nos ordenó cerrar, por eso hemos removido las sillas para liberar a los elefantes”, explicó y añadió que, incluso cuando vuelvan a abrir sus puertas, no harán que los elefantes lleven los pesados asientos, debido a que buscan cambiar las formas de entretenimiento que brinda el campamento de modo que los animales no se vean perjudicados.

“Recibiremos a los turistas que quieran aprender sobre estos mamíferos y la forma en la que viven en la naturaleza”, agregó. A pesar de que la pandemia del coronavirus ha reducido drásticamente las ganancias del centro, el dueño asegura que intentarán dar el mejor cuidado de los animales. “Estamos plantando vegetales para el personal, de modo que podemos reducir nuestros gastos”, indicó.

¿Qué opinas?