El servicio secreto detuvo a un hombre que, sin dar más explicaciones, se desnudó, metió su ropa en una bolsa que dejó desatendida en plena calle y, a menos de cinco grados bajo cero, empezó a hacer "jogging" desnudo alrededor de la Casa Blanca

El incidente, que se conoció hoy, tuvo lugar el miércoles por la noche cuando el estrambótico deportista decidió ponerse a correr en las inmediaciones de la Casa Blanca muy ligero de equipaje.

El Servicio Secreto, informó The Washington Post en su página web, indicó que el sujeto no profirió ni gritos ni opuso ninguna resistencia más que su carrera y su negativa a ser detenido por los agentes.

Tampoco llevó a cabo ninguna amenaza, pero su ropa, embutida en una bolsa, creó complicaciones añadidas a la policía, que la consideró "sospechosa" hasta que se comprobó que en el interior no había nada "peligroso".

De momento, el peculiar corredor ha sido enviado a un hospital para ser evaluado mentalmente y se desconoce si se presentarán cargos contra él.

EFE