El huracán Ian provoca condiciones "catastróficas" con fuertes vientos, marejadas e inundaciones en este estado del sureste de Estados Unidos.

| Fuente: AFP

Tras su paso por Cuba el martes, el huracán Ian dejó dos muertos y un apagón generalizado.

| Fuente: AFP

Ian, de categoría 4 en la escala de 5 de Saffir-Simpson, ostenta vientos sostenidos de 250 km/h y ráfagas más fuertes en Florida este miércoles.

| Fuente: AFP

Se espera que impacte en la tarde en la costa oeste de Florida y que se desplace tierra adentro antes de volver a salir al mar la noche jueves.

| Fuente: AFP

El huracán Ian también podría afectar a los estados Georgia y Carolina del Sur.

| Fuente: AFP

El meteoro ya "causa marejadas ciclónicas catastróficas, vientos e inundaciones en la península de Florida".

| Fuente: AFP

Se esperan precipitaciones de entre 300 y 450 mm en el centro y noreste de la península, y de hasta 600 mm en algunos lugares.

| Fuente: AFP

Esta es una tormenta de la que hablaremos durante muchos años", dijo el director del Servicio Nacional de meteorología (NWS), Ken Graham.

| Fuente: AFP

"Es una gran tormenta", indicó el gobernador de Florida, Ron DeSantis, y advirtió que Ian podría tocar tierra como huracán de categoría 5.

| Fuente: AFP

Las autoridades se están preparando "para los efectos históricos y catastróficos que ya estamos empezando a ver", subrayó Deanne Crisswell, director de la agencia federal de gestión de destastres FEMA.

| Fuente: AFP

El gobierno de Joe Biden ya aprobó ayuda federal de emergencia para 24 de los 67 condados de Florida.

| Fuente: AFP

En Port Charlotte, ciudad de unos 64.000 habitantes, decenas de automovilistas recorren las calles pese a la intensidad de la lluvia y el viento. Un hombre paseaba incluso en bicicleta.

| Fuente: AFP

Las calles, por las que todavía caminaban algunas personas a mediodía, se vaciaron de repente.

| Fuente: AFP

El cielo se volvía gris a medida que se acercaba Ian, descargando un intenso aguacero acompañado del silbido de los vientos huracanados.

| Fuente: AFP

Las alarmas de varios edificios se dispararon ante los embates del huracán, cuyo ojo se encontraba a unos 45 km al suroeste de Punta Gorda.

| Fuente: AFP