El huracán "Irene", que dejó al menos seis muertos a su paso por el Caribe, comenzó a azotar la costa de Carolina del Norte, en Estados Unidos, con fuertes vientos, torrenciales lluvias y una marejada ciclónica "extremadamente peligrosa".

Las condiciones del clima seguirán deteriorándose durante la noche mientras el ojo de "Irene" se aproxima aún más a Carolina del Norte donde se espera que toque tierra el sábado cerca de Morehead City o la cadena de islotes que están frente a ese estado.

(LEA MÁS: Obama declara estado de emergencia en Nueva York por llegada de ´Irene´)

"Irene", con vientos máximos sostenidos de 160 kilómetros por hora, mantiene en alerta de huracán a grandes centros poblados de la costa atlántica incluyendo a la ciudad de Nueva York, informó el Centro Nacional de Huracanes (CNH) de Estados Unidos en su boletín de las 03.00 GMT.

Aún es un ciclón de categoría 2 en la escala de intensidad Saffir-Simpson, de un máximo de cinco.

Está vigente un aviso de huracán (paso del sistema en 36 horas) desde Nueva Jersey, Nueva York y hasta la costa de Massachusetts, incluyendo las islas de Martha"s Vineyard y Nantucket.

(GALERÍA: Estadounidenses se preparan para impacto de huracán Irene)

Permanece en vigor una vigilancia de huracán (paso en 48 horas) para el norte de Sandy Hook, en Nueva Jersey, hasta la desembocadura del río Merrimack, en Massachusetts.

El vórtice de "Irene", que podría afectar a unos 65 millones de personas, estaba localizado 225 kilómetros al sur de cabo Lookout y a 315 kilómetros al sur-suroeste de cabo Hatteras, en Carolina del Norte.

Los meteorólogos recomendaron a los residentes tomar precauciones porque "Irene" causará una marejada ciclónica "extremadamente peligrosa que elevaría el nivel del agua entre dos y tres metros sobre el promedio normal".

El sistema tropical es considerado un "gran huracán" ya que sus vientos con fuerza de huracán se extienden 150 kilómetros desde su centro y los de fuerza con tormenta tropical a 465 kilómetros.

Después de su asalto a Carolina del Norte se desplazará a lo largo de la costa noreste de Estados Unidos y afectará a muchas ciudades que se encuentran en el área, informó el meteorólogo Félix García del CNH.

Se mantiene un aviso de tormenta tropical para la bahía Chesapeake, en Virginia, y Tidal Potomac, en Washington D.C.

Los meteorólogos sugirieron a los residentes en el sureste de Canadá estar atentos a la trayectoria del huracán.

El CNH también indicó que se ha disipado la décima depresión tropical de la temporada de huracanes en el Atlántico en el sur del archipiélago africano de Cabo Verde.

EFE