Una vez más la ciudad de Harbin, en China, abrió sus puertas para mostrar más de dos mil esculturas de hielo iluminadas con luces de colores que desde hace 31 años atraen a más de un millón de personas en cada edición.

En esta ocasión el festival estará abierto un mes, ya que es el tiempo que se calcula que las temperaturas puedan mantener los más de 30 grados bajo cero que se necesita para que las obras esculpidas en el hielo estén en buen estado de conservación.

Como muestran las imágenes de nuestra galería, el espacio donde se desarrolla el festival de hielo es una auténtica ciudad con todo lujo de detalles que atrae a turistas de dentro y fuera de China.

Todas las esculturas y demás atractivos ocupan una extensión de más de 600.000 metros cuadrados.

A continuación un video de YouTube de la cuenta oncenoticiasipn.