Naruhito había sido oficialmente el emperador desde el primer minuto del día, pero el proceso se formalizó al heredar los objetos sagrados que confieren legitimidad al monarca japonés.

| Fuente: AFP

El nuevo emperador llegó a la ceremonia vistiendo un traje de corte occidental y una gruesa cadena de oro, acompañado por integrantes masculinos de su familia, incluyendo su hermano, el príncipe Fumihito Akishino.

| Fuente: AFP

La ceremonia tuvo lugar en el primer día de la nueva era imperial, la era Reiwa ("Bella armonía"), que se extenderá por todo el reinado de Naruhito.

| Fuente: AFP

En el Salón del Pino, en el Palacio Imperial japonés, Naruhito, de 59 años, fue presentado a los objetos sagrados que su padre Akihito dejó en la jornada anterior, incluyendo una espada y una joya, así como un sello real.

| Fuente: AFP

Poco después, la emperatriz Masako llegó al palacio con una espectacular tiara cubierta de diamantes, para unirse al emperador. En su primer discurso a la nación, Naruhito juró "actuar de acuerdo con la Constitución... y orientar siempre mis pensamientos hacia el pueblo, y estar junto a él".

| Fuente: AFP

Educado en Oxford, Naruhito tiene por delante la difícil tarea de continuar el legado de su padre y al mismo tiempo aproximar la corona japonesa de la población, sin renunciar a las centenarias tradiciones ligadas al Trono del Crisantemo.

| Fuente: AFP

Una treintena de sacerdotes sintoístas vestidos de blanco y tocados con gorros negros caminaron bajo el alto tori, o puerta del santuario, hacia el edificio principal para "anunciar" a los dioses el ascenso al trono del nuevo emperador.

| Fuente: AFP

Con sorbos de sake, arqueros a caballo vestidos de samuráis y ritos sintoístas, Japón celebraba este miércoles con alegría la entrada en una nueva era y el ascenso al trono del nuevo emperador.

| Fuente: AFP

Unas jóvenes, con casulla blanca y "hakama" (pantalones amplios) naranja chillón, repartían gratis sake, un licor de arroz fermentado, en 1.000 pequeños recipientes de madera que se agotaron en media hora escasa.

| Fuente: AFP

El cambio de era es un hecho muy importante en el país. Para marcarlo se han vendido objetos conmemorativos y sellos con la fecha de 1 de la era Reiwa.

| Fuente: AFP

unos arqueros a caballo disfrazados de guerreros samuráis galopaban sobre el césped del santuario apuntando a los blancos ante una muchedumbre entusiasmada con el espectáculo. "Estoy muy emocionado de poder asistir a este evento tradicional", afirmó un obrero de 67 años de la región de Tokio.

| Fuente: AFP

La gente lleva un santuario portátil o "mikoshi" durante una ceremonia para celebrar la adhesión del nuevo emperador al trono en el barrio Nakanobu de Tokio el 1 de mayo de 2019.

| Fuente: AFP

Con sorbos de sake, Japón celebraba este miércoles con alegría la entrada en una nueva era y el ascenso al trono del nuevo emperador.

| Fuente: AFP

Los niños tocan los tambores durante una ceremonia para celebrar la adhesión del nuevo emperador al trono en el barrio Nakanobu de Tokio el 1 de mayo de 2019.

| Fuente: AFP

Naruhito y Masako tienen una hija, Aiko, de 17 años, quien no podrá heredar el trono por ser mujer.

| Fuente: AFP

Naruhito, en tanto, ascendió al trono en circunstancias muy diferentes a las que existían cuando su padre se tornó emperador, en 1989.

| Fuente: AFP

Al igual que su padre, Naruhito ha sido alertado de la necesidad de recordar "correctamente" el período de la II Guerra Mundial, sin ignorar el militarismo japonés en la primera mitad del Siglo XX.

| Fuente: AFP

También ha hecho referencia a la necesidad de modernizar la familia real. Al casarse con Masako (quien dejó de lado una promisora carrera como diplomática), Naruhito se comprometió a defenderla "a cualquier costo".

| Fuente: EFE

Ella, sin embargo, encontró dificultades para adaptarse a la vida del palacio real, incluyendo la extraordinaria presión sufrida por un heredero.

| Fuente: AFP

El martes por la tarde, Akihito, de 85 años, cerró su reinado en una corta ceremonia de apenas diez minutos en el Salón del Pino (Matsu-no-Ma), considerado el más elegante salón del palacio imperial.

| Fuente: EFE
¿Qué opinas?