Miembros de la comunidad LGTB celebran la decisión de la Corte Suprema. | Fuente: AFP

En una decisión histórica, el Tribunal Supremo de la India ordenó despenalizar la homosexualidad en el país. El fallo anula la sentencia promulgada en 2013 que invocaba una norma de la era colonial británica, la cual dictaba que las relaciones entre personas del mismo sexo eran calificadas como un acto “contra natura” y castigadas con penas de cárcel.

La Corte, compuesta por cinco jueces, dictaminó que la discriminación por orientación sexual es una violación a los Derechos Humanos. Si bien cada uno de los magistrados emitió su voto de manera independiente que todos coincidieron en anular la validez del artículo 377 del Código Penal indio en lo que se refiere a la penalización de las relaciones homosexuales.

"El artículo 377 es arbitrario. La comunidad LGTB (Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales) posee los mismos derechos que los demás. La visión mayoritaria y la moralidad general no pueden dictar los derechos constitucionales", aseguró el presidente de la Corte Suprema, Dipak Misra, al leer su sentencia.

Norma colonial

En la sentencia aprobada en 2013, el Supremo ratificó la validez del artículo 377 del Código Penal indio, que establece penas de cárcel a "cualquiera que voluntariamente tenga relaciones carnales en contra del orden de la naturaleza".

Esta norma, que tiene más de 150 años de antigüedad, había sido tumbada previamente en 2009 por la Corte Superior de Nueva Delhi al considerarla inconstitucional.

El pasado 10 de julio se revisó la validez del artículo 377 y al día siguiente el primer ministro indio conservador, Narendra Modi, dijo que no recurriría la decisión que tome la máxima instancia judicial sobre la constitucionalidad de la norma.

EFE

¿Qué opinas?