México: Huyen de cárcel catorce presos ayudados por un comando armado

Autoridades indicaron que comando armado derribó valla metálica de la prisión del municipio de Aquiles Serdán en Chihuahua, con un vehículo por lo que presos pudieron escapar.
Foto: EFE (Referencial)

Catorce presos se fugaron de una cárcel del estado mexicano de Chihuahua, al norte del país, ayudados por un comando armado que derribó la valla metálica de la prisión con un vehículo, aunque cinco de ellos ya han sido capturados, informaron hoy fuentes oficiales.

La evasión tuvo lugar sobre las 05.00 hora local (11.00 GMT) en la prisión del municipio de Aquiles Serdán, cercano a la capital estatal, Chihuahua.

Tras varios disparos, empleados por el comando para distraer a los vigilantes del centro, el vehículo embistió contra la valla, lo que aprovecharon catorce presos para huir en diferentes direcciones.

Cinco de ellos fueron capturados, así como tres de las personas que les ayudaron a evadirse, según declaró la fiscalía estatal en un comunicado. Entre los detenidos está el padre de uno de los reos interceptados.

Se ha reforzado la seguridad en el interior del penal, que permanece en orden, y se continúa a la búsqueda de los huidos. Las autoridades han tomado declaración a una veintena de guardias y a otros tantos presos.

Cerca de la mitad de los fugados son reos con delitos federales, condenados por delitos contra la salud (narcotráfico), delincuencia organizada, portar armas de fuego de uso exclusivo del Ejército y secuestro.

Las evasiones masivas de penales por parte de reos de la delincuencia organizada se han convertido en algo frecuente, debido a lo cruento de la guerra que sostienen los carteles de la droga entre sí y a la ofensiva antinarcóticos del Gobierno. Los criminales necesitan reabastecer sus filas y recurren a liberar presos.

En diciembre pasado, 151 reos escaparon de una cárcel en el vecino estado de Tamaulipas, suceso por el que fueron puestos bajo custodia decenas de guardias del penal. En todo el país, al menos cuatrocientos pesos huyeron de prisión en 2010.

Chihuahua, donde se ubica la urbe más violenta del país, Ciudad Juárez -más de 3.000 asesinatos el año pasado- es objeto de una feroz lucha entre varios carteles por el control del territorio, fronterizo con Estados Unidos.

EFE