China
Los expertos estiman que las empresas intentarán recuperar el tiempo perdido una vez que los casos de Covid-19 disminuyan. | Fuente: AFP or licensors | Fotógrafo: Ed Jones

Las emisiones de gases de efecto invernadero en China, el mayor contribuyente del mundo al cambio climático, disminuyeron en un 25% en las últimas semanas, según un grupo de expertos. Esto mientras el país asiático toma drásticas medidas para detener la propagación del nuevo coronavirus. La contaminación del aire también ha disminuido debido a la reducción de autos en las calles y al descenso de la quema de carbón.

A medida que el Covid-19 entra en una segunda fase y se extiende hacia más de 90 países, la demanda mundial de petróleo y viajes aéreos también disminuye, lo que generará un impacto en el crecimiento económico global y también una disminución en las emisiones de gases de efecto invernadero.

Desde el año 1900, las emisiones de gases de efecto invernadero se han incrementado de forma dramática y de forma constante. Los únicos descensos significativos que hemos experimentado se han dado durante las guerras mundiales, contracciones económicas radicales o eventos geopolíticos a gran escala, como por ejemplo la caída de la Unión Soviética.

HABLAN LOS EXPERTOS

“Cuando se trata de una disminución de las emisiones, cualquiera que sea el factor impulsor, tendrá que ser grande y global”, aseguró Glen Peters, experto en emisiones de carbono del Centro de Investigación Internacional del Clima de Noruega y colaborador del Proyecto Global de Carbono, en declaraciones a The Independent.

La última vez que las emisiones mundiales cayeron notablemente fue a raíz de la Gran Recesión, de 2008 a 2009, cuando el PIB de Estados Unidos cayó un 4.3%; el desempleo se duplicó del 5% al 10%; los precios de la vivienda se derrumbaron y el mercado de valores perdió, en el punto más bajo, más de la mitad de su valor. Pero incluso en ese momento de trauma económico y social, la disminución de las emisiones globales fue fugaz, pues comenzaron a aumentar de nuevo casi de inmediato.

Elizabeth Economy, experta en el Consejo de Relaciones Exteriores de China, dijo que las emisiones de la nación han aumentado cada año durante los últimos tres hasta que el coronavirus paralizó regiones enteras. “Si hay un lado positivo del coronavirus es que la caída de la producción industrial, la fabricación y el uso del automóvil producirá una caída notable en las emisiones de CO2 durante, al menos, los primeros dos meses del año”, indicó.