Se trata de una planta reguladora de presión ubicada en la zona de La Calera, aledaña a la capital cordobesa. | Fuente: EFE

El presidente argentino, Mauricio Macri, y el gobernador de la provincia central de Córdoba, Juan Schiaretti, inauguraron ayer una planta reguladora de presión de una de las seis redes de gasoductos que construye desde noviembre la empresa brasileña Odebrecht en esa región del país.

Se trata de una planta reguladora de presión ubicada en la zona de La Calera, aledaña a la capital cordobesa, que permitirá reducir la fuerza con la que entra el gas desde los conductos de transporte para facilitar la distribución del hidrocarburo en zonas residenciales.

La obra, que se ejecutó entre finales de noviembre y principios de diciembre y que permitirá aumentar el suministro de gas a unos 20.000 habitantes, es solo una muestra del macroproyecto que la provincia lanzó a concurso público a finales de 2015.

La infraestructura licitada por el Ejecutivo regional está dividida en diez "sistemas" -redes de distribución zonales- que fue adjudicada a comienzos del pasado año, y de los cuales seis fueron asignados a Odebrecht, que fue la única de las tres concesionarias que ya arrancó la construcción cumpliendo en tiempo y forma el primer hito del proyecto.

De hecho, la constructora ya tiene comprado el 97 % de las cañerías necesarias para la obra, materiales obtenidos en el mercado local. La obra de La Calera inaugurada por Macri está dentro del sistema que afectará a Córdoba capital y al círculo metropolitano que rodea la urbe.

La inauguración de esta obra llega en medio de denuncias contra la empresa brasileña Odebrecht, cuyos directivos admitieron ante la Justicia de Estados Unidos haber pagado sobornos en varios países, entre los que se encuentra Argentina. (Con información de EFE)

La obra se ejecutó entre finales de noviembre y principios de diciembre. | Fuente: EFE


¿Qué opinas?