Al menos 16 personas han muerto en Filipinas a causa del tifón Phanfone, que golpeó la región central del país el día de Navidad con fuertes vientos e intensas lluvias.

| Fuente: EFE

La mayoría de los fallecidos se registraron en Batad, en la provincia de Iloilo, en el noreste de la isla de Panay, donde una familia fue arrastrada por una avenida de agua.

| Fuente: EFE

Las víctimas aun no constaban en el último boletín de la Agencia Nacional para la Prevención de Desastres, que señaló que unas 1.670 personas han sido evacuadas a refugios provisionales.

| Fuente: EFE

El organismo también indicó que el temporal ha provocado la cancelación de 115 vuelos domésticos y ha dejado varados a cerca de 15.800 pasajeros por la interrupción del transporte marítimo.

| Fuente: EFE

Muchas de las tormentas arrasan cosechas, viviendas e infrastructuras y no solo dejan numerosas víctimas mortales, sino también perennizan la pobreza de la población afectada.

| Fuente: AFP

Phanfone alcanzó vientos de hasta 200 kilómetros por hora, destruyó numerosas viviendas y derribó parte del cableado eléctrico.

| Fuente: AFP

Phanfone golpeó duramente importantes destinos turísticos como Boracay y Coron, famosas por sus playas de arena blanca, muy populares entre los turistas.

| Fuente: AFP

El aeropuerto de Kalibo, desde donde despegan los aviones con destino a Boracay, se encontraba severamente dañado por Phanfone.

| Fuente: AFP

Decenas de miles de personas se han visto forzadas a evacuar sus hogares en plena Navidad.

| Fuente: AFP

Filipinas recibe cada año entre 15 y 20 tifones durante la temporada de lluvias, que comienza en torno a los meses de mayo y junio y suele concluir entre noviembre y diciembre.

| Fuente: AFP