¿Mensaje a EE.UU.? Kim Jong-un inspeccionó un submarino con capacidad para lanzar misiles balísticos

Los medios norcoreanos mostraron a su líder revisando este nuevo sumergible que el Ejército quiere poner en servicio en el Mar de Japón

La propaganda norcoreana cubrió ampliamente la inspección de este submarino por parte de Kim Jong-un. | Fuente: EFE

La propaganda norcoreana mostró al líder norcoreano, Kim Jong-un, inspeccionando un nuevo submarino con capacidad para lanzar misiles balísticos, un mensaje que advierte a EE.UU. sobre las ansias de Pyongyang para retomar cuanto antes el diálogo sobre desarme.

Los medios norcoreanos mostraron a Kim revisando este nuevo sumergible que el Ejército quiere poner en servicio en el Mar de Japón (llamado Mar del Este en las dos Coreas) y cuyo "despliegue operativo está cerca", según los textos publicados.

Las imágenes muestran el submarino en dique seco en unas instalaciones cubiertas, pero la localización de dicha nave, así como la fecha de la visita, no han sido precisadas por los medios estatales.

En cualquier caso, todo apunta a que se trata de los astilleros de Sinpo (costa oriental del país), principal centro de desarrollo del programa de submarinos norcoreano.

También a que el batiscafo que aparece en las imágenes es la nueva versión avanzada norcoreana de sumergibles con capacidad para lanzar misiles balísticos.

Este nuevo submarino, bautizado Sinpo-C por la comunidad de analistas de inteligencia, se basa en el Sinpo, modelo experimental (no operativo) con el cual Corea del Norte lanzó por primera vez en agosto de 2016 un misil balístico desde un submarino (SLBM), el Pukguksong-1.

Pero en este caso se trata de una embarcación con mayor envergadura, algo que responde a su capacidad para llevar consigo al menos cuatro proyectiles balísticos (el Sinpo solo tiene capacidad para cargar un misil).

La puesta en escena orquestada por la propaganda norcoreana para presentarlo en sociedad no parece dejar nada al azar.

Todo indica un toque de atención a Washington ante la falta de progreso en el diálogo; desde el peso otorgado a la cobertura -la noticia ocupó la portada del diario Rodong con tres fotos a todo color- hasta el lenguaje empleado. (EFE)


¿Qué opinas?