'La puerta al infierno': El gigantesco cráter de fuego con el que este país de Asia busca aumentar su turismo

Ubicado en el desierto de Karakum, el cráter de Darvaza es un potencial punto turístico que el Gobierno de Turkmenistán espera explotar. Así lo demostró el presidente de este país asiático, quien aparece en un video manejando un vehículo deportivo para desmentir reportes de su muerte.

Los lugareños lo han denominado como la 'Puerta al infierno', un cráter gigante que lleva más de 40 años ardiendo y que proyecta un brillo anaranjado al cielo nocturno de un país el centro de Asia.

Este cráter de 69 metros de diámetro y 30 metros de profundidad está ubicado en el desierto de Karakum, uno de los más grandes del mundo y un punto que fue convertido por el Gobierno de Turkmenistán en una reserva natural para explotar su potencial turístico.

Turkmenistán es uno de los países más aislados del mundo tras casi 30 años de la caída de la Unión Soviética y recibe entre 12 y 15 mil turistas de 50 países al año.

Sin embargo, los encargados de turismo del Gobierno consideran que la ‘Puerta al infierno’, oficialmente conocida como el cráter de Darvaza, tiene potencial para convertirse en un punto de aventura para los turistas.

“El cráter ardiente está atrayendo más y más interés cada año especialmente entre los turistas extranjeros (…) Este desierto sin vida pronto podría convertirse en un gran destino de interés para diversos tipos de turismo, desde ecoturismo hasta deportes extremos”, comentó un oficial del Comité para el Turismo de Turkmenistán.

El cráter está ubicado en el desierto de Karakum. | Fuente: Getty Images | Fotógrafo: Iwanami_Photos

Origen

El gigantesco cráter emana lenguas de fuego por sus grietas y un aire caliente que se puede observar fácilmente por el brillo que proyecta. Su origen fue resultado de un error de cálculos por parte de los científicos soviéticos que lo descubrieron a inicios de la década de 1970.

De acuerdo con el geólogo Anatoly Bushmakin, los científicos buscaban gas en la zona y comenzaron a taladrar para hacer un campamento y extraer este recurso; sin embargo, durante la excavación alcanzaron una cueva subterránea y el terreno cedió formando el cráter.

“Los responsables de la operación temían que el lugar emanara gases y el lugar se volviera inhabitable, por lo que decidieron encenderle fuego, pensando que el gas se quemaría rápidamente, pero esto nunca ocurrió y ahora el cráter sirve de símbolo de las vastas reservas de gas de Turkmenistán”, comentó.

Reserva natural y uso político

El presidente de Turkmenistán, Gurbangulí Berdymukhamedov, creó en 2013 la reserva natural del desierto de Karakum, que cubre un área de 90,000 hectáreas, las cuales incluyen el cráter de Darvaza.

Precisamente Berdymukhamedov utilizó, a inicios de agosto, este cráter para realizar una grabación en la que responde a rumores de muerte, los cuales aseguró iniciaron sus detractores.

En el vídeo compartido por los medios estatales, aparece el mandatario de 62 años manejando un vehículo deportivo y realizando maniobras cerca del cráter.

De acuerdo con la cadena ABC de Australia, los rumores de la muerte de Berdymukhamedov aparecieron en un portal web controlado por los opositores a su Gobierno y luego se replicaron en webs de lengua rusa. Sin embargo, la embajada de Turkmenistán en Moscú negó los reportes al día siguiente y poco después los medios estatales publicaron el video.

¿Qué opinas?