Los manifestantes contra el proyecto de ley de extradición se congregaron ante el edificio que alberga la sede central de la Policía de Hong Kong.

| Fuente: AFP

Demandaron la liberación de los detenidos hasta el momento así como una investigación sobre la actuación policial en las protestas.

| Fuente: EFE

Los movimientos opositores habían planteado un ultimátum al Gobierno para que desechase la iniciativa legislativa o se preparase para nuevas protestas.

| Fuente: EFE

Una vez concluido ese ultimátum cientos de personas, que posteriormente se convirtieron en miles, acudieron a rodear el cuartel general de la Policía local.

| Fuente: AFP

Estudiantes vestidos de negro cortaron también varias grandes avenidas adyacentes en el centro de la ciudad por medio de barricadas hechas con piedras o vallas.

| Fuente: AFP

Eso provocó también que las sedes del Parlamento y del Gobierno, situadas en las cercanías, fuesen cerradas "por motivos de seguridad", informó el Ejecutivo en un comunicado.

| Fuente: AFP

Los manifestantes bloquearon las 12 salidas a la calle del complejo del cuartel general policial con lo que sus ocupantes se quedaron sin salida al exterior a ese nivel.

| Fuente: AFP

Algunos de los participantes portaban carteles en los que pedían a la Policía que no disparase, en referencia a las cargas policiales de la manifestación la semana pasada, que se saldaron con varios heridos.

| Fuente: AFP

La policía de Hong Kong condenó el asedio de manifestantes a su cuartel general que finalizó esta madrugada luego de 15 horas ed bloqueo.

| Fuente: AFP

Los agentes señalaron que las actividades del cuartel general en Wan Chai habían sido interrumpidas, por lo que al menos 60 llamadas de emergencia no pudieron atenderse inmediatamente.

| Fuente: AFP

En Hong Kong permanece la incertidumbre de si se van a producir más protestas masivas durante el fin de semana en contra de la ley plantea la extradicion a China.