Soldados chilenos
Desde el Ejército de Chile precisaron que el hackeo lo realizaron ciber delincuentes. | Fuente: AFP

El Ejército de Chile sufrió el hackeo de su plataforma correo electrónico, un mes después del pirateo del sistema informático de la Policía en medio del estallido social que remece al país desde el 18 de octubre.

Sin embargo, no han presentado aún una denuncia formal por el hackeo, debido a que existe una investigación en curso. Previamente habían detallado que el hackeo lo realizaron ciber delincuentes.

No existe ninguna denuncia por el momento (…) Una organización de ciber delincuentes publicó en Twitter la filtración del contenido de seis cuentas de correos electrónicos”. Agregaron que esta situación obligó al Ejército a activar protocolos de seguridad para evitar nuevas fugas.

Las cuentas afectadas son brindadas por una empresa externa y se utilizan para relacionarse con proveedores y otras instituciones.

Información divulgada y reacción

El Centro de Investigación periodística de Chile (Ciper) destacó por su parte que entre los correos electrónicos pirateados resaltan documentos que exponen almuerzos con empresarios chilenos, contactos con empresas de seguridad de Israel y acuerdos con el Ejército de Estados Unidos.

Según Ciper, la institución castrense sufrió la filtración de casi 3,500 correos electrónicos y otros documentos.

Algunas de las casillas afectadas pertenecen a los directores de Inteligencia, Guillermo Paiva, y de Finanzas de la institución, Patricio Veas, mientras que los archivos pirateados se subieron a un centro de distribución de información en todo el mundo.

"Ante este hecho, el Ejército de Chile activó sus protocolos de seguridad, disponiendo las medidas técnicas correspondientes para evitar nuevos actos de esta naturaleza, labor que continúa en desarrollo", dijo el Ejército en el comunicado.

No obstante, aclaró que "el acceso indebido a esas cuentas externas no afectó a sistemas de información computacional en uso por parte del Ejército para el cumplimiento de sus funciones institucionales".

A fines de octubre, los piratas informáticos subieron a internet listas con datos personales de efectivos policiales, que incluían domicilios, en momentos en que las fuerzas de seguridad están en el ojo de la tormenta, acusadas de cometer violaciones a los derechos humanos en el marco de las protestas que sacuden a Chile desde hace dos meses, y que dejan 24 muertes, miles de heridos, incluidos más de 300 lesiones oculares.

(Con información de AFP)