La filtración pone en jaque a los Carabineros de Chile, quienes quedan expuestos tras los ataques cibernéticos sufridos desde el último viernes. | Fuente: AFP | Fotógrafo: PEDRO UGARTE

Los Carabineros de Chile sufrieron un hackeo que ha significado la filtración de archivos más grande que ha tenido la institución. Parte del material expuesto contiene información sensible, como las armas que se hallan en las unidades, “blancos de interés” para la inteligencia policial y datos de resguardo de autoridades del país.

Las filtraciones y ataques cibernéticos llegan desde el último viernes 25 de octubre, ese día los hackers publicaron una base de datos con nombres, sexo, zona y comisarías de todos los funcionarios de Carabineros de Chile.

Al día siguiente al primer ataque, el sábado, los hackers realizaron una segunda filtración de datos, pero esta vez iba acompañada de un comunicado:

“¿Así piensan proteger al país? ¿Dónde está la Dirección de Inteligencia (DIPOLCAR)?“, se leía en el mensaje. Esto estaba acompañado de una imagen que detallaba que los delincuentes informáticos habían accedido a la base de datos policial que registra la situación procesal de los ciudadanos de Chile.

El lunes por la noche, subieron la filtración más grave: se revelaron 312 memos internos de la institución y 10,515 archivos adjuntos. El Centro de Investigación e Información Periodística (CIPER) revisó parte de los documentos y confirmó que hay material de inteligencia.

Además, los documentos filtrados contienen información personal de detenidos, sus números de documento de identidad, sus direcciones, sus teléfonos y las faltas o delitos que han cometido. Además, hay informes que detallan la entrega de armamento a comisarías del país.

Así se muestra la página de los Carabineros de Chile hasta este martes. | Fuente: Página de Carabineros de Chile
¿Qué opinas?