China: política de "dos hijos" tiene que ser ratificada por Parlamento

La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar así lo recordó este lunes en un comunicado.
Un millón de parejas había solicitado tener un segundo hijo en 2014. | Fuente: EFE

Las autoridades chinas subrayaron este lunes que hasta que el Parlamento no ratifique la suspensión de la política del hijo único para dar paso a la de "dos hijos", que se espera se produzca en su próxima sesión anual de marzo, ésta se debe seguir aplicando.

La Comisión Nacional de Salud y Planificación Familiar así lo recordó este lunes en un comunicado, después de que el pasado jueves el Partido Comunista anunciara la abolición de la política del hijo único tras su cónclave anual.

Por lo tanto, las parejas que quieran tener un segundo hijo -el nuevo límite establecido- tendrán que esperar hasta que la medida sea efectiva, al contrario de lo que un alto cargo de planificación familiar de la provincia de Hunan (sur) había dado a entender en un periódico local.

"Las mujeres embarazadas de un segundo hijo no serán castigadas hoy en día", había dicho Zhang Ming, subdirector de la comisión de planificación familiar de esa provincia, según publicó el Hunan Daily el pasado viernes.

Las autoridades nacionales desmintieron hoy a Zhang y disuadieron a los gobiernos locales a que permitan la política de "dos hijos" hasta que la Asamblea Nacional Popular (el Legislativo) apruebe la reforma, que se espera sea el próximo marzo.

China calcula que, una vez entre en vigor la nueva medida, cuyo objetivo principal es ayudar a frenar el veloz envejecimiento de la población china y combatir el desequilibrio entre hombres y mujeres, la población china alcance los 1.450 millones de habitantes en 2030, de los 1.370 millones registrados a finales de 2014.

Hace dos años, el Partido Comunista chino ya acordó la primera relajación de la política tras más de tres décadas de implantación al permitir que las parejas en las que uno de los dos fuese hijo único tuvieran dos descendientes, frente al requisito previo de que ambos careciesen de hermanos.

No obstante, un millón de parejas había solicitado tener un segundo hijo en 2014, la mitad de lo que habían pronosticado las autoridades y una tendencia que parece difícil que vaya a invertirse pese al anunciado cambio.

EFE

Sepa más: