La policía tuvo que salvarle la vida al hombre quien estaba sufriendo un infarte al momento de ser detenido.
La policía tuvo que salvarle la vida al hombre quien estaba sufriendo un infarte al momento de ser detenido. | Fuente: AFP

En España, la policía local de Sevilla detuvo a un hombre de 49 años que intentó agredir a su expareja con un cuchillo de cocina. Los agentes policiales encontraron al sujeto en el suelo del domicilio en donde se registraron los hechos tras haber sufrido un paro cardíaco

Según informó La Vanguardia, durante la madrugada de este domingo, una llamada a la central policial alertó sobre un caso de violencia doméstica en donde el hombre estaba agrediendo a la mujer y estaba causando alerta en los vecinos de la zona. 

Es entonces cuando una tropa de agentes acudió a la vivienda en donde encontraron a la víctima, una mujer de 47 años que, horas antes, se había encontrado con su agresor saliendo de un bus. Es ahí cuando el hombre empezó a seguirla con insultos y golpes ya que tenían un juicio pendiente. 

En ese momento, el agresor le arrebató el celular antes de que ella pudiese llamar a la policía. Horas más tarde, cuando la víctima llegó a su casa, el detenido se encontraba en el interior de ella generando destrozos. Al verla, trató de agredirla con un cuchillo de cocina de unos 30 centímetros, pero ella pudo huir y refugiarse en casa de una vecina en donde pudo llamar a la policía. 

Cuando los agentes llegaron, lograron visualizar el cuchillo clavado en una mesa y con los objetos destrozados. El hombre se encontraba en el suelo e inconsciente junto a varios frascos de medicinas que había ingerido. La policía intentó reanimarlo, dado que tenía los signos vitales muy débiles. 

Es así que el hombre fue trasladado hasta el hospital más cercano en calidad de detenido. Durante su estancia, este sufrió de varios paros cardiacos.