Nueva York evalúa reabrir sus puertas a inicios de junio mientras bajan las cifras de muertos

El número de fallecidos por coronavirus en la ciudad ha descendido a 105, un número que no se veía desde el 20 de marzo. Ello ha llevado a que las autoridades de la ciudad planteen adelantar la reapertura a principios de junio. 

Las buenas cifras han llevado al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a hablar sobre una posible reapertura de la Gran Manzana a principios de junio. | Fuente: EFE

El número de fallecimientos a causa del coronavirus en el estado de Nueva York ha descendido a 105, un mínimo no visto desde el pasado 20 de marzo, cuando la pandemia apenas empezaba a golpear la región, algo que ha llevado a las autoridades de la ciudad a plantearse adelantar la reapertura a principios de junio.

"Ya hemos superado la montaña, tanto literalmente como en el sentido figurado", dijo el gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, en su rueda de prensa diaria, en la que concretó que ayer miércoles fallecieron por coronavirus 105 personas, un descenso desde los 112 del día anterior y el mismo número que se vio hace dos meses.

Las buenas cifras han llevado al alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, a hablar sobre una posible reapertura de la Gran Manzana a principios de junio, cuando antes había hablado de mediados de mes.

En todo caso, "todo está apuntando a la primera mitad de junio", afirmó De Blasio, que dijo que la vuelta a la actividad de Nueva York podría suceder entre el 1 y el 15 de junio "de acuerdo con las cifras que se tienen hoy".

Mientras, el número de casos de inflamación múltiple en niños, que se ha relacionado con las infecciones de coronavirus, se sitúa en 157 en todo el estado, lo que ha llevado a Cuomo a anunciar este jueves que este año no se abrirán las puertas de los centros escolares de verano.

"Los hechos siguen cambiando con esta enfermada", afirmó el gobernador, que recordó que inicialmente se pensó que el coronavirus no afectaba a los menores hasta que empezaron a detectar recientemente casos de inflamación del sistema en niños que daban positivo en las pruebas del virus.

Por otro lado, Cuomo habló este jueves de una nueva operación de rastreo que se llevará a cabo en Nueva York para todas las nuevas infecciones, a la vez que subrayó la efectividad de los equipos de protección, que han llevado a que los trabajadores de los servicios esenciales hayan registrado de media menos infecciones que el resto de la población, como revelan el elevado número de tests de anticuerpos que se han estado llevando a cabo.

Según datos de la Universidad Johns Hopkins, más de 356 000 personas han resultado contagiadas de coronavirus en el estado de Nueva York, considerado el epicentro de la pandemia, donde se han registrado además más de 28.600 muertes.

EFE