EE.UU.| Retiran a padres la custodia de hijo con cáncer por negarse a que este continúe la quimioterapia

Noah McAdams fue detectado con leucemia y se le programó un tratamiento de quimioterapia. Sin embargo, los padres desistieron de esto y empezaron a cuidarlo con tratamientos alternos como aceite de cannabis.

Los padres dejaron que su hijo reciba el tratamiento para probar otro métodos como el aceite de cannabis. | Fuente: Twitter

Un menor de tres años viene siendo custodiado por el estado de Florida, Estados Unidos, luego de que sus padres desistieran de hacerle quimioterapia tras ser detectado con leucemia. Los padres se defendieron y señalaron que en realidad estaban buscando otras opciones para su enfermedad.

Según recogió Buzzfeed News, el pasado abril Joshua McAdams y Taylor Bland-Ball llevaron al menor a sus dos rondas de quimioterapia en el hospital. Los padres informaron que no se encontraron células cancerígenas. Sin embargo, las investigaciones del caso determinaron que, en realidad, le estaban suministrado tratamientos homeopáticos, como aceite de CDB, agua alcalina, té de hongos y extractos de hierbas, y estaba haciendo cambios en su dieta.

Los padres y el menor no acudieron a la tercera cita a lo que la Policía emitió una alerta de menor desaparecido y en peligro. "Los padres también se han negado a seguir con la atención médica para salvar vidas que el niño necesita", señaló el condado de Florida.

Cuando la Policía pudo dar con la familia, se le quitó al menor y ahora ambos están enfrentando cargos por negligencia infantil. El pequeño viene siendo resguardado por su abuela materna y solo pueden verlo con el permiso de los servicios de protección infantil. El caso ha abierto un amplio debate sobre qué derecho tienen los padres para elegir el tratamiento médico de sus hijos.

Tratamiento de vida o muerte 

El medio estadounidense conversó con el oncólogo Michael Nieder, quien se especializa en el tratamiento de niños con leucemia. Este señaló que la leucemia linfoblástica aguda es el cáncer más comúnmente diagnosticado en niños, pero tiene una tasa de curación del 90% para aquellos que siguen el plan de tratamiento común de hasta dos años y medio de quimioterapia.

Por otro lado, la organización Florida Freedom Alliance, que ha estado hablando en nombre de la pareja, señaló que ellos defienden las libertades religiosas, médicas y personales. En el pasado, el grupo ha organizado mítines que se oponen a las vacunas obligatorias.

El rostro de esta organización, Caitlyn Neff, señaló que se contactaron con el hospital para suspender la quimioterapia hasta obtener una segunda opinión sobre el tratamiento del niño. 

¿Qué opinas?