La última fiesta del "Lobo de Wall Street" terminó en escándalo y demanda

Brett Barna, gerente de una firma neoyorquina había alquilado una residencia solo para 50 personas pero llevó a un millar a una celebración desenfrenada.
En las últimas horas, los medios neoyorquinos han recogido fotos de la fiesta salvaje. | Fuente: Instagram

Una fiesta salvaje en Nueva York organizada por un financiero de Wall Street terminó con su despido y la amenaza de una millonaria demanda judicial por los daños ocasionados en la residencia alquilada.

El lobo de Wall Street. Brett Barna, uno de los gerentes de portafolio de la firma Moore Capital Management, invitó a un millar de personas a la fiesta, en una casa de 14 habitaciones de los Hamptons, una lujosa zona situada frente al Atlántico.

Brett Barna (segundo desde la izquierda), gerente de la firma Moore Capital Management del multimillonario Louis Bacon fue despedido después del escándalo provocado por su desbocada fiesta. | Fuente: Getty Images

Mil personas. Barna había alquilado la residencia, valorada en unos 20 millones de dólares, solo para 50 personas y con el supuesto fin de recaudar fondos para una asociación de protección de animales el pasado domingo, en vísperas del Día de la Independencia en EE.UU. "Pero los únicos animales allí fueron el millar de personas que acudieron", dijo el dueño de la residencia, no identificado, en declaraciones recogidas por el diario New York Post.

Según relatan los medios estadounidenses los asistentes a la fiesta ”se ahogaron a sí mismos en champán". | Fuente: Youtube
Tras la fiesta se comprobó que los bordes de cemento de la piscina habían sufrido severos daños por la cantidad de gente que se aposto sobre ellos. | Fuente: Instagram

Fiesta descomunal. En las últimas horas los medios neoyorquinos han recogido fotos de la fiesta, con la gente apelotonada al borde de la piscina o en los balcones, consumiendo champán y otras bebidas, con ropa ligera, en bañador o bikini. "Se ahogaron a sí mismos en champán, tenían enanos que lanzaron a la piscina, irrumpieron en la casa, destrozaron los muebles, fueron robadas piezas de arte, se encontraron preservativos", dice el dueño del lugar en algunas de las quejas que ha hecho llegar. "Había tanta gente que el concreto alrededor de la piscina se derrumbó", agregó. 

La fiesta ha hecho recordar las fiestas de Jordan Belfort el ex corredor de bolsa en cuya vida se basó la película "El lobo de Wall Street" de Martin Scorsese | Fuente: Instagram
El organizador de la fiesta también contrato músicos y personal de servicio, además de surtir la reunión con abundante licor. | Fuente: Instagram

Despedido. En principio, la juerga le ha costado cara al financiero de Wall Street, porque su firma anunció el último jueves que estaba despedido. Su "juicio personal es incompatible con los valores de la empresa", anunció la firma financiera en un comunicado.

La demanda. Barna había pagado 27.000 dólares por alquilar la residencia, pero su dueño está amenazando con una demanda de un millón de dólares contra él por los daños causados al lugar durante la fiesta.

La casa de la fiesta valuada en 20 millones de dólares fue alquilada para el evento por 27 mil dólares. | Fuente: airbnb.com

I'm just gonna leave this here. Good cause and an even better party #sprayathon #puppiesandacehood #4th #montauk

Un vídeo publicado por Kyle Marelli (@kylesmoochie) el


¿Qué opinas?