El régimen norcoreano realizó una prueba militar el miércoles. | Fuente: AFP

El secretario de Defensa de Estados Unidos, Patrick Shanahan, aseguró este jueves que ni la “postura” ni las operaciones del Pentágono respecto Pyongyang cambió tras el ensayo armamentístico que realizó Corea del Norte.

Si bien Shanahan reconoció la prueba militar por parte del régimen norcoreano, aseguró que no se trataba de un misil balístico. En esa línea dijo que la postura estadounidense sobre Corea del Norte no ha variado.

"No voy a meterme en detalles de inteligencia pero la manera en que lo caracterizaría no es como un misil balístico ¿De acuerdo? Tampoco hay ningún cambio en nuestra postura o nuestras operaciones", comentó.

Última prueba

De acuerdo con la cadena de televisión CNN, que citó a dos fuentes del Departamento de Defensa, el ensayo en Corea del Norte fue con armas de corto alcance, las cuales posiblemente fueron disparadas con artillería.

La agencia KCNA reveló que el líder norcoreano, Kim Jong-un, “guió y presenció” un test con una nueva arma táctica en un lugar no revelado. Este gesto pudo ir destinado tanto al público doméstico como a Estados Unidos, tras un nuevo atasco en el diálogo sobre desarme.

Relaciones con Estados Unidos

La ejecución de este ensayo activó todas las alarmas debido a que Pyongyang anunció en marzo que sopesaba romper las negociaciones con Washington y retomar sus pruebas con misiles balísticos tras 15 meses de suspensión.

El presidente estadounidense, Donald Trump, y Kim Jong-un se han reunido en dos ocasiones, y aunque ambos líderes han expresado la buena sintonía que existe entre ellos, el último encuentro, que tuvo lugar en Hanoi a finales de febrero, acabó de manera abrupta debido a desacuerdos.

Este mismo jueves, Pyonyang ha pedido a Washington que sustituya a su secretario de Estado, Mike Pompeo, como jefe en las negociaciones sobre desnuclearización para poder proseguir con el diálogo. EFE

¿Qué opinas?