Corea del Norte evalúa romper el diálogo con EE.UU. tras la fallida cumbre Donald Trump-Kim Jong-un

"No tenemos intención de ceder a las demandas de EE.UU. (planteadas en Hanói) en ninguna forma ni estamos dispuestos a entablar negociaciones de este tipo", dijo la vicecanciller norcoreana. 

Kim Jong-un hará pronto una declaración oficial para anunciar los siguientes pasos de su régimen en este punto. | Fuente: AFP

La viceministra de Exteriores de Corea del Norte, Choe Son-Hui, dijo hoy que su país estudia suspender el diálogo sobre desnuclearización con Estados Unidos tras el fracaso de la cumbre de Hanói, según la agencia Yonhap, que cita a la rusa Tass.

"No tenemos intención de ceder a las demandas de EE.UU. (planteadas en Hanói) en ninguna forma ni estamos dispuestos a entablar negociaciones de este tipo", dijo Choe en un evento celebrado en Pionyang al que asistió la representación de la agencia de noticias rusa en la capital norcoreana.

La información añade que el líder norcoreano, Kim Jong-un, hará pronto una declaración oficial para anunciar los siguientes pasos de su régimen tras la reciente cumbre celebrada en Hanói con el presidente estadounidense, Donald Trump, que se cerró sin acuerdo en torno al proceso para desnuclearizar Corea del Norte.

Las palabras de Choe suponen la primera insinuación del régimen hacia una posible ruptura del diálogo tras la malograda cumbre.

A esto se suma el hecho de que la semana pasada imágenes por satélite captaron actividad en las instalaciones de misiles del régimen norcoreano, indicando que podría estar preparándose para una prueba de armas -algo que lleva sin hacer desde noviembre de 2017- o que estaría tratando de presionar a EEUU para retomar el diálogo.

La propia Choe y el canciller norcoreano, Ri Yong-ho, ofrecieron una rueda de prensa en Hanói tras la cumbre en la que contradijeron al propio Trump con respecto a las exigencias planteadas por Washington en la mesa de negociación.

Ambas partes discrepan sobre lo que se planteó en Hanói, donde el desacuerdo giró en torno al número de activos del programa nuclear norcoreano a desmantelar y al volumen de sanciones internacionales sobre Pionyang que EEUU aliviaría a modo de "medida correspondiente". (EFE)


¿Qué opinas?