Fotografía del motor que estalló tomada desde el avión.
Fotografía del motor que estalló tomada desde el avión. | Fuente: Instagram ABOURMAN

Una catastrófica falla en el motor de un avión de la compañía Southwest Airlines en un vuelo de Nueva York a Dallas, en Estados Unidos, resultó en la muerte de una persona y obligó a realizar un aterrizaje de emergencia en Filadelfia este martes, en una experiencia que se convirtió en una pesadilla para los pasajeros.

El vuelo 1380 de Southwest Airlines, un Boeing 737 que viajaba con 144 pasajeros y cinco tripulantes, tuvo una falla en el motor izquierdo poco después de despegar del aeropuerto LaGuardia, en Nueva York. Los pasajeros escucharon una explosión, una ventana estalló y esquirlas de metal volaron por los aires. Las máscaras de oxígeno cayeron.

La junta encargada de investigar el accidente no dio más detalles sobre la identidad de la víctima, aunque testigos del incidente relataron a la cadena NBC que una mujer resultó herida muy grave al ser parcialmente aspirada por una ventana del aparato que debido a la pérdida violenta de la presión en la cabina.

Según relataron los testigos a los medios locales, las personas que estaban al lado de la mujer lograron reintroducirla en el aparato después de que, debido a la despresurización, sus brazos y parte de su cuerpo fuesen aspirados por la ventanilla rota. Los pasajeros intentaron taponar la ventanilla con chalecos salvavidas y otros objetos, que eran igualmente absorbidos por la presión, mientras otras personas con conocimientos de medicina atendían a los afectados.

Testimonios

"Hubo un muerto", dijo en rueda de prensa Robert Sumwalt, director de la Junta Nacional de Seguridad del Transporte. La prensa estadounidense da cuenta de siete heridos leves. El vuelo 1380 aterrizó en el aeropuerto internacional de Filadelfia a las 11h20 local (15h20 GMT) luego de que la tripulación informara de la falla en el motor, el fuselaje y al menos una ventana, indicó la Administración Federal de Aviación.

El canal CBS transmitió el diálogo entre una mujer que parece ser la pilota del avión y un operador de la torre de control del aeropuerto de Filadelfia. "¿Pueden esperarnos los médicos en la pista también? Tenemos pasajeros heridos", dice la mujer. "¿Está el avión físicamente en fuego?", le pregunta el operador. "No, no está en fuego pero le falta una parte", responde la piloto con una voz calma, reteniendo la emoción. "Dijeron que hay un agujero y que alguien se fue".

Investigadores examinan el motor del vuelo 1380 de Southwest Airlines.
Investigadores examinan el motor del vuelo 1380 de Southwest Airlines. | Fuente: Junta Nacional de Seguridad del Transporte (vía EFE) | Fotógrafo: .

En un comunicado, Southwest confirmó la muerte de una persona y dijo estar "devastada" por "este trágico accidente". Marty Martínez, un pasajero a bordo, dijo que el motor explotó e hizo estallar una ventana en la fila 17.

"¡Algo está mal con nuestro vuelo!, ¡parece que nos estamos cayendo!", escribió Martínez en un mensaje de video en vivo en Facebook que le muestra con mirada de pánico y respirando con la ayuda de una máscara de oxígeno. El motor explotó en el aire e hizo estallar una ventana a tres filas de mí. La explosión hirió de manera crítica a una mujer sentada junto a la ventana", agregó.

"Absolutamente aterrador"

La televisión de Estados Unidos mostró al jet en la pista de Filadelfia rodeado de funcionarios examinando el motor dañado, fabricado por CFM, un joint venture entre la empresa francesa Safran y la estadounidense General Electric. Consultado por la AFP, CFM no quiso comentar el incidente. "Hay sangre por todas partes", dijo Martínez al canal CBS News al relatar su aterradora experiencia. Contó que no hubo advertencias de que el avión estaba en problemas.

El avión activó el wifi para los pasajeros unos 30 minutos tras el despegue. "Luego súbitamente escuchamos una explosión", dijo el pasajero. "Hubo un 'boom' y en cinco segundos cayeron las máscaras de oxígeno". "Pensé que estaba relatando los últimos momentos de mi existencia", dijo en referencia al video en vivo que publicó en Facebook. "Fue absolutamente aterrador".

Los pasajeros intentaron en vano cerrar el agujero de la ventana mientras el avión comenzaba a caer y oscilaba en turbulencias. Los azafatos lloraban y los pasajeros recibieron instrucciones para inclinarse sobre sus rodillas en preparación para un aterrizaje de emergencia. "Fue como una caída libre", dijo Martínez. "Una experiencia escalofriante". La mujer que se sentaba al lado de la ventana que estalló recibió impactos de las esquirlas, se desmayó y sangraba, contó.

(Con información de EFE y AFP)