Escocia fija un precio mínimo al alcohol para frenar su elevado consumo

Tras una larga batalla judicial debido a la oposición de la Asociación Escocesa del Whisky (SWA) entró en vigor una ley que elevará el precio de la cerveza, y los licores más baratos.
Medida es aprobada por instituciones, peor también fue rechazada por algunas empresas, sin embargo, esta medida se toma a fin de evitar los estragos que ocasiona el alcohol. | Fuente: AFP | Fotógrafo: ANDY BUCHANAN

Escocia se convirtió este martes en la primera nación del mundo en fijar un precio mínimo al alcohol, al aprobar una iniciativa que ha sido calificada como "audaz y valiente" por la primera ministra de ese país, Nicola Sturgeon.

Los escoces ahora pagarán por unidad de alcohol un precio mínimo de 50 peniques (70 centavos de dólar,57 céntimos de euro), una medida que toma en cuenta a la vez la cantidad de alcohol y el volumen del producto.

Es decir, una botella de whisky de 70 centilitros no podrá venderse por menos de 14 libras esterlinas (15,60 euros) y una de 75 centilitros de vino con una graduación de 12,5 grados costará por lo menos 4,69 libras.

Combatir los estragos del alcohol

Esta medida, que ha sido saludada por especialistas, busca combatir los estragos que causa el consumo de alcohol. Médicos y asociaciones consideran que en materia de salud pública la medida representa un progreso mayor al conseguido desde que se emitió la prohibición de fumar en lugares públicos.

"Esta ley salvará vidas", declaró Alison Douglas, directora general de la organización caritativa Alcohol Focus Scotland, que predice que salvará 58 vidas el primer año.

En 2016, 1.265 muertes en Escocia (5,3 millones de habitantes) estaban relacionadas con el consumo de alcohol, un aumento de 10% con respecto al año anterior.

El proceso

La medida entró en vigor después de años de demandas judiciales que la fueron retrasando. El año pasado el Tribunal Supremo apoyó la iniciativa del gobierno escocés, al desestimar el recurso presentado por la Asociación del Whisky Escocés (Scotch Whisky Association, SWA) y otros representantes de la industria.

Siete jueces de Londres declararon unánimemente que la fijación de un precio mínimo era "un medio proporcionado para alcanzar un objetivo legítimo" y no violaba las leyes europeas. Esto puso fin a una batalla legal que llegó al Tribunal Europeo de Justicia en 2015. (AFP)

¿Qué opinas?