La tormenta "Leslie" golpeó Portugal la mañana de este domingo con vientos de hasta 176 km por hora, arrancando árboles y dejando a cientos de miles de hogares sin electricidad, pero fue perdiendo intensidad al alcanzar el norte de España.

El huracán, que erraba por el océano Atlántico desde el 23 de septiembre, se degradó a tormenta postropical en las primeras horas del domingo.

"Lo peor ya pasó. El fenómeno afectó sobre todo a las regiones del litoral centro y norte del país", declaró ante la prensa Luis Belo Costa, comandante de la Protección Civil portuguesa.

La tormenta dejó 28 heridos leves y unas sesenta personas tuvieron que ser realojadas, precisó el responsable, añadiendo que el distrito de Coimbra había sido el más afectado, por delante de las zonas de Leiria, Aveiro, Viseu, Lisboa y Oporto.

En total, los equipos de emergencia registraron más de 2.500 incidentes, en gran mayoría causados por los árboles arrancados, o por los tejados dañados por la fuerza del viento.

Unas 324.000 personas sufrieron cortes de electricidad pero, el domingo por la mañana, casi todas las casas habían recuperado la corriente. (AFP)

¿Qué opinas?