A la mujer se le detectó un cáncer de mama triple negativo, el más agresivo y difícil de tratar.
A la mujer se le detectó un cáncer de mama triple negativo, el más agresivo y difícil de tratar. | Fuente: Facebook

Katie Britton-Jordan, una madre de 37 años, falleció el pasado 25 de mayo tras un agresivo cáncer de mama en Inglaterra. Ella, sin embargo, prefirió seguir métodos alternativos como la dieta vegana durante tres años, en vez de seguir con el tratamiento de quimioterapia. El caso ha generado un amplio debate en el país.

En julio de 2016, Britton-Jordan descubrió un bulto en su pecho mientras amamantaba a su hija. Es entonces cuando se le detecta un cáncer de mama triple negativo, el más agresivo y difícil de tratar. Con frecuencia, el tratamiento de este cáncer requiere la extirpación del tumor (tumorectomía) o de la mama completa (mastectomía) y luego se recibe quimioterapia para atacar a las células cancerosas.

La mujer, de Derbyshire rechazó la recomendación médica y luchó contra la enfermedad con métodos alternativos durante tres años antes de su muerte. Fue su esposo quien comunicó de su fallecimiento a través de su página en Facebook. “Me rompe el corazón escribir esto, pero el sábado 25 Katie, con la misma gracia y fuerza con la que se manejó a sí misma a través de la vida, falleció”.

“Sé que algunas personas pueden tener sus propias opiniones sobre lo que Katie debería o no debería haber hecho, pero sea lo que sea, eso no altera su valentía y dignidad en los últimos tres años”, sentencia el texto.

Pese a las advertencias de los doctores, que le aseguraron que el cáncer era tratable y que sin intervención médica moriría, Katie nunca se arrepintió de su decisión. Así lo reconoció durante una entrevista al medio local Metro en donde expresó que “si recibiera quimioterapia, creo que estaría casi en la cama. He visto a amigos que reciben quimioterapia y se ven afectados de por vida. Es horrible. Estás envenenando tu cuerpo”.

Además de cambiar a una dieta vegana, también probó suplementos holísticos como algas marinas ricas en yodo, cúrcuma cruda y cápsulas de pimienta negra.