Una maleta sospechosa que estaba abandonada en el aeropuerto Fiuimicino de Roma, el más importante de Italia, causó alarma entre los agentes de seguridad y provocó el cierre temporal del terminal aéreo el domingo.

Luego de aislar la zona donde se encontraba, la Policía decidió realizar una detonación controlada del equipaje. La explosión mostró que no había de qué alarmarse. Sus únicos contenidos eran cocos y ropa.

“Sorprendente, la policía italiana ha explotado una maleta llena de cocos y ha reabierto el aeropuerto de Roma. Aquí están los cocos”, tuiteó Ned Donovan, un periodista que captó la curiosa escena.

Según el testigo, la escena fue manejada con bastante tranquilidad e incluso improvisación por parte de la Policía.

“Hicieron explotar algo que pensaban tenía una bomba en medio del aeropuerto donde había gente a 10 metros, y cuando destruyeron el objeto la policía se retiró y dejó que sea limpiado”, contó Donovan.

Sepa más: