Modelo reveló que tuvo que enamorar a su secuestrador para que la liberaran

Chloe Ayling fue secuestrada en julio de 2017 por una organización dedicada a vender esclavas sexuales a Medio Oriente a través de internet. Tras seis días encerrada consiguió que su secuestrador la llevara al consulado de su país en Italia.

La joven dijo que en su país los medios de comunicación esperaban verla devastada por su secuestro y al no encontrarla en ese estado de ánimo comenzó a recibir una ola ataques. | Fuente: Composición de RPP

La modelo británica Chloe Ayling, de 20 años, quien estuvo secuestrada durante seis días por una mafia en agosto de 2017 en Italia, la cual pretendía esclavizarla sexualmente en el Medio Oriente, reveló a la BBC, que su estrategia para ser liberada fue enamorar a su secuestrador.

Ayling fue secuestrada el pasado 10 de julio por la mafia de tráfico ilegal Black Death con el objetivo de ser subastada en internet. La joven, que había volado a Milán para una supuesta sesión de fotos, fue drogada, esposada e introducida en una bolsa para ser trasladada a un pueblo al noroeste de Turín.

"Mientras más comenzamos a hablar, más se estaba formando el vínculo y cuando me di cuenta de que comenzaba a gustarle, supe que tenía que usar eso como ventaja", contó Ayling al programa de la BBC Victoria Derbyshire.

Ayling contó que fue "horrendo" cuando llegó a una casa con su secuestrador, el polaco, Lukasz  Herba (30), quien le advirtió que la venderían como esclava sexual a menos que consiguiera 300 mil euros (US$350.000). Además éste le preguntó si podía besarla y llegar a tener una relación.

"Pensé que esa era mi oportunidad de escapar", dijo Ayling. “Una vez que vi su reacción ante la posibilidad de una relación en el futuro, él comenzó a actuar con entusiasmo y estaba muy ansioso, siempre hablando de eso. Su respuesta me hizo pensar que tenía que seguir fingiendo", explicó.

El rescate

Lukasz se dio cuenta de que no iba a recibir el dinero por el rescate y decidió dar marcha atrás en sus planes perversos. La llevó al consulado británico en Milán, pero horas antes, algunos testigos aseguraron haberlos visto reír y bromear en un café. Fue liberada el 8 de agosto.

“Puede parecer extraño, ¿pero por qué serías distante con la persona que está comenzando a sentir algo por ti y está confiando en eso para liberarte?. Tuve que hacer todo lo posible para que se enamorara de mí", comentó.

El hombre quien finalmente compareció en un tribunal de Milán alegó que armó todo un escándalo para ayudar en la carrera a la modelo, a quien conocía desde hace dos años, sin embargo, sus argumentos no lograron que se libre de sanciones. En junio pasado lo sentenciaron a 16 años y nueve meses de cárcel y la joven regresó a su país.

¿Qué opinas?