Piera Aiello, de ser perseguida por la mafia italiana a convertirse en diputada

Piera Aiello, electa diputada por el Movimiento 5 Estrellas, es testigo protegida por colaborar con la Justicia tras el asesinato de su suegro y esposo, dos conocidos mafiosos.
Piera Aiello hizo su campaña cubierta en todo momento por un manto negro. | Fuente: Francesco Bellina

Piera Aiello ha vivido 26 años lejos de Sicilia (Italia), como testigo protegida por colaborar con la Justicia tras el asesinato de su suegro y marido, dos conocidos mafiosos. Tras permanecer en el anonimato, vuelve a la vida pública como diputada con el Movimiento 5 Estrellas.

Aiello solo tiene una fotografía pública de cuando tenía 18 años en su boda con Nicola Atria, hijo de Don Vito Atria, uno de los jefes de Cosa Nostra. Don Vito fue asesinado el 18 de noviembre de 1985, solo nueve días después de la boda.

A pesar de ello, Nicola Atria siguió con las actividades de la "familia" y el 24 de junio de 1991 fue asesinado delante de su esposa Piera en un restaurante. Aiello denunció a los asesinos de su suegro y su marido lo que significaba exponerse a la mafia italiana.

Bajo protección

Un amigo carabinero y la entonces fiscal sustituta de la localidad siciliana de Siacca la ayudaron. La llevaron a conocer al entonces fiscal jefe de Marsala, Paolo Borsellino, para que colaborase con la Justicia y a cambio obtuviera protección, aunque esto la obligó a desaparecer para siempre.

Desde entonces nadie conoce su rostro e incluso en las entrevistas que ha concedido a diferentes medios italianos cuando se conoció que era una candidata del M5S en Sicilia las hizo cubierta con un velo.

"El 30 de julio de 1991, hace 27 años, tuve que dejar mi tierra. El 4 de marzo de 2018 he regresado como ciudadana libre, con el objetivo de hacer descubrir a todos los sicilianos el fresco perfume de la libertad que obstaculizará la peste del compromiso moral. Gracias", escribió Aiello en su página de Facebook tras conocerse los resultados de las elecciones.

Diputada por Sicilia

Ahora, a sus 50 años, tras haber conseguido el 51 % de los votos en el colegio de Marsala donde se presentaba, entrará en el Parlamento como diputada y tendrá que pasar a la vida pública. Su elección resulta una victoria personal en una sociedad donde en muchas ocasiones los colaboradores de la Justicia no están bien vistos.

En declaraciones al canal público RAInews24, Piera Aiello dedicó su elección al fiscal antimafia Paolo Borsellino que fue asesinado en 1992. Borsellino la convenció para que rompiera la espiral mafiosa, pero desde entonces vivió con una identidad secreta, en un lugar desconocido y con enormes dificultades al verse abandonada por el Estado.

Aiello dijo que eligió ser candidata por el Movimiento 5 Estrellas porque considera que es el único partido que le da confianza y tiene sus mismos ideales: "Verdad, justicia, legalidad y transparencia".

"Es un movimiento joven, con ideas nuevas y concretas, piensa en hacer lo mejor para los ciudadanos con cosas concretas y no con falsas promesas como los demás. Es un movimiento que no tiene miedo de nada ni de nadie", declaró al diario económico. (Con información de Efe)

Sepa más:
¿Qué opinas?