La investigación de los hechos comenzó hace cuatro años, cuando tres bebés que fueron tratados en el hospital St.Thomas, en el sur de Londres, y en el Rosie Maternity de Cambridge fallecieron por septicemia. | Fuente: AFP (referencial)

La Policía del Reino Unido acusó este miércoles a la farmacéutica ITH Pharma de siete delitos relacionados con la muerte de tres bebés prematuros y la intoxicación de otros cinco tras ser alimentados por sondas supuestamente contaminadas, en 2014.

El proceso judicial comenzará el próximo 17 de diciembre en la Corte de Magistrados de Westminster, donde representantes de la compañía deberán responder de los cargos que se le imputan. La investigación de los hechos comenzó hace cuatro años, cuando tres bebés que fueron tratados en el hospital St.Thomas, en el sur de Londres, y en el Rosie Maternity de Cambridge fallecieron por septicemia, precisó la Policía Metropolitana de la capital británica.

El caso

Los menores, nacidos de forma prematura, fueron alimentados por sonda entre el 27 de mayo y el 2 de junio de 2014 y resultaron infectados por la bacteria bacillus cereus. La autoridad sanitaria de Inglaterra Public Health England (PHE) indicó entonces que existía un "fuerte vínculo" entre estos casos y una partida de un líquido intravenoso para la nutrición de recién nacidos del fabricante ITH Pharma.

Además, otra veintena de niños también resultaron intoxicados, aunque finalmente las autoridades policiales solo han presentado cargos por otros cinco casos de menores que tuvieron que recibir tratamiento a causa de la citada bacteria. El abogado de los padres de uno de los fallecidos, Arti Shah, manifestó a la prensa lo "difícil" que ha sido para ellos "tener que esperar tanto tiempo para esta decisión" mientras que la empresa "simplemente ha continuado con su negocio".

EFE

¿Qué opinas?