Feminicidio en Bolivia
Uno de los afiches donde buscaban a la mujer que estaba desaparecida hace 24 días. | Fuente: Twitter | Difusión | Fotógrafo:

La Policía de Bolivia encontró el cuerpo de Valeria M., de unos 28 años, al interior de un tanque de agua sellado y embalado en un depósito al sur de La Paz, un hallazgo que pone fin a 25 días de búsqueda de la mujer en el que el principal sospechoso del feminicidio es su pareja.

"Se ha procedido a allanar un inmueble donde se ha encontrado un cuerpo en un tanque de agua", aseguró el director de la división de Homicidios de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen, René Tambo, durante las acciones de investigación que se extendieron hasta la madrugada de este viernes.

Tambo encabezó el operativo que se efectuó en una casa que era "utilizada" como depósito y en la que se estaban unas tres personas que ahora deben declarar y dar información sobre este caso.

El oficial, luego de la autopsia, informó que la mujer reportada como desaparecida desde principios de marzo "ha sido plenamente identificada". La forma en la que se buscó tapar el crimen fue metiendo su cuerpo en un tanque de agua sellado, envuelto en cartón y embalado con plásticos, detalló.

Sospechosos

El principal sospechoso del crimen es José Luis A., con el que la mujer tenía un niño pequeño, y que fue puesto ante un juez que dispuso su detención preventiva en una cárcel.

Las primeras investigaciones señalaron que el hombre recogió a la mujer que vivía en Cochabamba para ambos viajar a La Paz. Inicialmente, un supuesto mensaje de la víctima por redes sociales daba cuenta que ella decidió hacer un repentino viaje al exterior, una versión que su familia nunca validó.

El comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, declaró a medios que el sujeto presentó "contradicciones" en su relato, aunque no dio muchos detalles sobre las versiones que el acusado brindó a la Policía.

Por su parte, el fiscal departamental de La Paz, Williams Alave, declaró que la causa de la muerte fue "asfixia por estrangulamiento" y que corresponde que el caso sea tipificado como un feminicidio.

Los indicios también señalan la posibilidad de que el agresor no haya actuado solo por lo que también se sospecha que algunos de sus familiares lo hayan ayudado a encubrir el crimen.

Según datos de la Fiscalía, en el primer trimestre del año se han reportado 22 feminicidios.

EFE