Jair Bolsonaro
Jair Bolsonaro aseguró que Brasil “está yendo bien a pesar de gran parte de la prensa”. | Fuente: AFP

El brasileño Jair Bolsonaro dijo este viernes que no esperaba ser presidente de la República, y agregó que a su entender fue un designio divino.

"Jamás esperaba ser presidente, estaba todo contra nosotros, pero entiendo que Dios así lo quiso. Primero salvando mi vida, después dando el mando", dijo Bolsonaro a la salida de la residencia oficial donde.

"Creo que Dios es brasileño", dijo Bolsonaro, un católico que se acercó a las Iglesias evangélicas antes de su elección presidencial.

Al decir que "Dios" le salvó la vida, el presidente hacía referencia a la puñalada que recibió en el abdomen en septiembre de 2018 durante la campaña electoral. El caso fue investigado por la policía que concluyó que el atacante actuó individualmente. Bolsonaro se sometió a cuatro cirugías por consecuencias de la herida.

"Brasil está yendo bien a pesar de gran parte de la prensa, a pesar de gente de mal (...) Hay una maquinación constante intentando derrumbar, ensuciar la imagen, de acusar de algo, como el caso Marielle en Rio que aún no acabó. Otras acusaciones vendrán", dijo. (AFP)