Michel Temer
Michel Temer, presidente de Brasil, una de las economías más grandes de América Latina. | Fuente: Foto: AFP

El oficialismo alcanzó en la Cámara de Diputados los votos necesarios para evitar que el presidente de Brasil, Michel Temer, responda a un juicio político por corrupción, tal como solicitó la Fiscalía, con lo cual se salvó de ser suspendido de su cargo.

Con 159 votos a favor, una abstención y doce ausencias, la base oficialista impidió que la oposición alcanzara en el pleno del Congreso brasileño los 342 votos necesarios para autorizar al Supremo a darle curso al proceso contra el mandatario.

Manifestantes protestan contra el presidente Michel Temer frente al edificio del Congreso Nacional, en Brasilia.
Manifestantes protestan contra el presidente Michel Temer frente al edificio del Congreso Nacional, en Brasilia. | Fuente: Foto: EFE

La acusación. Si la denuncia hubiera sido aceptada, Temer habría sido suspendido de sus funciones durante los 180 días que duraría el proceso y, solo si fuera hallado culpable, perdería definitivamente el puesto de presidente.

La denuncia por corrupción pasiva fue formulada por el fiscal general, Rodrigo Janot, contra el jefe del Estado brasileño después de que a mediados de mayo se divulgaran una grabación y un video.

Presunta coima. En la grabación de una conversación entre Temer y el dueño del gigante de la alimentación JBS, Joesley Batista, el mandatario parece avalar la entrega de un soborno al encarcelado exdiputado Eduardo Cunha para comprar su silencio.

El video muestra al entonces diputado Rodrigo Rocha Loures, un cercano asesor de Temer, cargando una maleta con 500.000 reales (unos 150.000 dólares). Según la delación de Batista, el dinero era parte de un soborno ofrecido al presidente para favorecer los negocios de la empresa. 

A Temer también se le acusa de obstrucción a la justicia y de organización para delinquir. El presidente, del Partido de Movimiento Democrático Brasileño, y sus defensores afirman que la acusación es una "ficción" construida para perjudicarlo y amenazar la reconstrucción de un país que emerge a duras penas tras la peor recesión de su historia, con más de 13,5 millones de desocupados. (Con información de EFE/AFP)

Los diputados durante la votación del proceso de corrupción contra el presidente de Brasil, Michel Temer.
Los diputados durante la votación del proceso de corrupción contra el presidente de Brasil, Michel Temer. | Fuente: Foto: EFE
Sepa más: