El Movimiento de Trabajadores sin Tierra, creado en 1980, exige una reforma agraria que distribuya tierras y recursos a los trabajadores rurales. | Fuente: Video: EFE

Cientos de campesinos sin tierra en Brasil han invadido propiedades de personajes acusados de corrupción: un amigo del presidente Michel Temer, Joao Baptista Lima; el ministro de Agricultura, Blairo Maggi; y el expresidente de la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), Ricardo Teixeira.

Los ocupaciones son parte de una campaña llamada "Corruptos, devuélvanos nuestras tierras" y lanzada por el Movimiento de Trabajadores sin Tierra (MST, por sus iniciales en portugués), que prometió nuevas invasiones para exigir cambios en la política agraria del actual gobierno. "Mediante la ocupación de tierras, queremos denunciar a los latifundistas corruptos que sustentan al Gobierno", señala la organización social a través de un comunicado.

Movimiento de Trabajadores sin Tierra agrupa a unas 400,000 mil familias que lograron titularidad de tierra, en muchos casos tras años de ocupación, en tanto que otras 120,000 permanecen en campamentos.
Movimiento de Trabajadores sin Tierra agrupa a unas 400,000 mil familias que lograron titularidad de tierra, en muchos casos tras años de ocupación, en tanto que otras 120,000 permanecen en campamentos. | Fuente: Foto: Movimiento de Trabajadores sin Tierra

Lanzan advertencia. Los militantes indicaron que las haciendas ocupadas están "vinculadas a procesos por corrupción o a corruptos" por lo que exigen "que se destinen al asentamiento de familias sin tierra".

Los integrantes del movimiento están instalando barracas en todas las propiedades ocupadas y advirtieron de que vendrán nuevas ocupaciones en las próximas horas. Temer es acusado de favorecer a los intereses del agronegocio, poniendo en riesgo áreas protegidas y a sectores campesinos e indígenas.


La Fiscalía de Brasil denunció al presidente Michel Temer por corrupción pasiva.
La Fiscalía de Brasil denunció al presidente Michel Temer por corrupción pasiva. | Fuente: Foto: AFP