Ecuador decreta el estado de excepción en tres provincias por protesta de comunidades indígenas
Protestas en Ecuador dejan pérdidas de 50 millones de dólares, según Gobierno | Fuente: AFP

El presidente de Ecuador, Guillermo Lasso, decretó este viernes el estado de excepción en tres provincias del país como respuesta al paro nacional convocado por la Confederación de Nacionalidades Indígenas del Ecuador (CONAIE), que ha salido a la calle por quinto día consecutivo.

Durante 30 días, las provincias de Pichincha, Imbabura, Cotopaxi estarán bajo el estado de excepción, que permite el despliegue de las Fuerzas Armadas para misiones de seguridad ciudadana y contra la delincuencia, aunque el presidente ecuatoriano no ha dado detalles sobre el despliegue de militares o de la imposición de un toque de queda nocturno, como sí ha hecho en otros regímenes de excepción.

"Anoche convoqué al diálogo y la respuesta fue más violencia (...). Esto me obliga a declarar el estado de excepción en Pichincha, Imbabura, Cotopaxi a partir de la medianoche de hoy", indicó el mandatario de Ecuador en un comunicado emitido por la principal televisión del país.

Lasso insinuó que el convocante de las protestas, CONAIE, no tiene intención de buscar soluciones, y les ha acusado de provocar un alza de los precios por el cierre de carreteras, y de poner en riesgo a los enfermos por prohibir el paso de ambulancias.

Sin embargo, ha manifestado que "hay gente buena que está marchando para reclamar causas justas" y que su Ejecutivo "todavía" no ha podido atender. Por este motivo, y "para aliviar la difícil situación de las familias ecuatorianas", ha anunciado un paquete de medidas "con la finalidad de garantizar la paz de todo el país y atender las principales demandas y preocupaciones de la población", tal y como ha explicado la Presidencia del país en un comunicado.

"No habrá alza del gas, la gasolina extra (...). No habrá ninguna privatización de servicios públicos y sectores estratégicos. Invito al diálogo a la sociedad civil, a los médicos, a los artesanos, a los agricultores, a los transportistas, a las universidades y a todas las organizaciones sociales", añadió Lasso, que ha instado a que cesen las protestas.

Este anuncio llega en la jornada en la que se cumplen cinco días del paro general convocado por CONAIE. La organización indígena y sus aliados protestan por el elevado precio de los productos de primera necesidad y los combustibles, la precariedad de los hospitales públicos, o que no se atienden a los agricultores.

Protestas en Ecuador dejan pérdidas de 50 millones de dólares

Los primeros cuatro días de protestas en Ecuador contra el Gobierno por la carestía de la vida convocadas por el movimiento indígena han impedido a los sectores productivos del país ingresar 50 millones de dólares en ventas, según una estimación del Ejecutivo.

El Ministerio de Producción, Comercio Exterior, Inversiones y Pesca de Ecuador también advirtió en un comunicado que las exportaciones se vieron perjudicadas por el cierre de carreteras, "lo que pone en riesgo las exportaciones no petroleras que han tenido un crecimiento sostenido del más del 30 % en el último año".

(Con información de Europa Press)