La expresidenta tuvo más silencios que algo por decir.
La expresidenta tuvo más silencios que algo por decir. | Fuente: AFP

La Feria del Libro de Argentina está viviendo su edición número 45 tuvo anoche una circunstancia extraordinaria con la presentación de un libro escrito por las dos veces ex presidenta de la República, Cristina Fernández de Kirchner. La casa de edición Penguin Random House hizo saber que se habían vendido en las últimas horas 300 mil ejemplares de un libro que se llama ‘Sinceramente’.

La ex presidenta, que ejerció el poder hasta hace cuatro años, explicó que se trata simplemente de un relato de su vida personal, de su relación conyugal con el ex presidente Néstor Kirchner y algunas reflexiones sobre la política que ella vivió en los últimos 12 años como primera dama o como presidenta de la República.

Dos grandes reflexiones. Primera: la necesidad de definir un nuevo contrato social y llamó a un pacto con los empresarios, imitando lo que Perón había intentado hacer en 1974. Segunda idea de su tesis sobre la necesidad de reforzar el mercado interno y contar menos con las exportaciones en un mundo de economía global praxis, según ella, son ahora rectificadas nada menos que la política de Donald Trump.

Según ella entonces, lo que hizo hace 10 años en el poder, anticipó lo que según ella está haciendo ahora con éxito Donald Trump. Pero los discursos políticos, porque se trató de eso, ante miles de personas bajo lluvia y no sobre un libro se leen sobre todas por las cosas que no dijo y no habló nada en un discurso de 30 minutos ni sobre la inflación que este país padece gravemente ni sobre la corrupción que se le reprocha ni tampoco sobre la violencia política.

Que no haya hablado nada sobre la corrupción cuando sabemos que dentro de 15 días comienza el primero de los cinco juicios por corrupción en la que es acusada y salvo naturalmente bastante chocante, que ha sido resaltada por la prensa anoche y esta mañana. Pero aún es más chocante que no haya referencia a la violencia, cuando este país por primera vez en muchos años ha vivido a pocos metros del congreso de la Nación un crimen inédito, que además implicó a un diputado herido que se encontraba junto al ascensor asesinado.

Aparentemente, según las primeras informaciones oficiales, no se trata de violencia política sino de un asunto personal entre parientes según se dice, con mucha reserva de la comunidad gitana. De manera que la impresión inicial de violencia política tiene lugar a una interpretación diferente, pero eso no quita que la señora Kirchner hable 12 horas después de esos hechos y no haga ninguna referencia a lo que era la conmoción mayor de esta sociedad, parece bastante sorprendente.

Lo real es que el peronismo está de vuelta, que queda cada vez mas claro que el mes de octubre tendrá como candidatura peronista a la propia Cristina Kirchner y que todo esto ha sido orquestado a partir de un libro ‘Sinceramente’ de la Feria del Libro. De manera que podemos dudar de que ese título sinceramente corresponda a algo profundo en el espíritu de la expresidenta.

Las cosas como son.