Salvadoreños en vigilia para conocer fecha de canonización de Moseñor Romero

Este sábado se conocerá el día y lugar en que será beatificado el beato de la iglesia salvadoreña, considerado como el obispo del pueblo.
Este sábado se conocerá el día y lugar en que será beatificado el beato de la iglesia salvadoreña, considerado como el obispo del pueblo. | Fuente: AFP

Con una vigilia y misa de acción de gracia, el pueblo de El Salvador espera conocer finalmente para esta madrugada, la fecha y escenario donde se llevará a cabo la esperada canonización del beato Monseñor óscar Arnulfo Romero, asesinado el 24 de marzo de 1980 durante una misa.

El arzobispo de San Salvador, José Luis Escobar, durante una misa celebrada en la cripta de la catedral donde reposan los restos del pastor manifestó que es un momento oportuno para agradecer a la iglesia y al Papa Francisco su empeño en este proceso de canonización.

La celebración convocada fue previa al Consistorio que el Papa celebrará este sábado con los obispos en Roma, ocasión donde anunciará la fecha y lugar para la ceremonia de canonización del considerado como "Mártir de la iglesia".

"Este es un acontecimiento que nunca vamos a terminar de celebrarlo. Toda la vida tenemos que celebrar este acontecimiento", exclamó el arzobispo salvadoreño, quien precisó que este sábado en las primeras horas del día repicarán las campanas de todas las iglesias del país en lo que considera "un día de fiesta".

Monseñor Romero, el santo del pueblo

El obispo de El Salvador, Óscar Arnulfo Romero y Galdámez, nació en la ciudad de Barrios un 15 de agosto de 1917. Un sacerdote católico salvadoreño quien es recordado por haber predicado la paz durante tiempos de violencia en su nación, defensor de los derechos humanos.

Su labor pastoral y en busca de la pacificación se vieron interrumpidas el 24 de marzo de 1980 cuando recibió un disparo en el pecho mientras oficiaba una misa en la capilla del hospital La Divina Providencia, el hecho ocasionó el pesar del pueblo, el cual se levantó e inició la que sería una guerra civil de 12 años con un sinnúmero de víctimas.

Considerado como un símbolo del catolicismo en Latinoamérica, su proceso de canonización se inició en 1994, proceso que se estancó para luego ser reabierto en el 2013 por el Papa Francisco, quien lo beatificó el 23 de mayo de 2015. (AFP)

¿Qué opinas?