Más de 150 bomberos atendieron la emergencia. | Fuente: RPP

Al menos una persona murió en el incendio y posterior derrumbe de un edificio de 24 pisos en el centro de Sao Paulo, en Brasil.

El edificio, una antigua sede de la Policía Federal, estaba ocupado por unas 50 familias y al menos tres personas podrían estar desaparecidas, según las autoridades.

"Hay posibilidad de otras víctimas", afirmó el coronel del Cuerpo de Bomberos Max Mena, en declaraciones recogidas por medios locales.

La única víctima mortal confirmada hasta el momento es un hombre que estaba siendo rescatado por los bomberos cuando la estructura se desplomó.

Más de 150 bomberos acudieron para atender el incendio, cuyas causas son motivo de investigación.

El gobernador de Sao Paulo, Márcio França, aseguró que esta tragedia se pudo evitar si es que los ocupantes hubieran abandonado este antiguo edificio cuando se les solicitó.

De hecho, el funcionario advirtió que hay una "batalla judicial" en curso para desalojar a los ocupantes de este tipo de predios.

"Ese tipo de vivienda es inhabitable. Quedarse aquí es buscar un problema cada vez mayor. Gracias a Dios, hoy conseguimos llegar a tiempo, pero no siempre va a suceder eso", resaltó França.

Sao Paulo cuenta con más de 150 edificios ocupados, una decena de los cuales se encuentra en el centro de la capital paulista, la mayor y más poblada ciudad de Brasil. (Con información de EFE)

Sepa más: