El misterio rodea a la familia secuestrada por talibanes que regresó a Canadá

Ni amigos ni familiares saben, o reconocen saber, por qué el matrimonio decidió aventurarse en Afganistán, uno de los lugares más peligrosos del mundo.
La pareja en uno de los videos que grabó en cautiverio, dos de sus tres hijos nacieron en cautiverio. | Fuente: Reuters

El misterio rodea al matrimonio compuesto por Joshua Boyle y Caitlan Coleman. La pareja pasó cinco años secuestrada por los talibanes en Afganistán junto con sus tres hijos. La familia regresó a Canadá tras su liberación en Pakistán.

Antes de su desaparición en las montañas de Afganistán, Boyle era un personaje casi desconocido para el público canadiense. Este hijo de un juez de Ottawa estuvo vinculado brevemente a una de las familias del país que más ha sido relacionada con Al Qaeda: los Khadr.

En el 2009, Boyle, de 30 años, se casó con Zaynab Khadr, la hija mayor de Ahmed Khadr. Este era un ciudadano canadiense de origen egipcio que fue acusado por las autoridades canadienses y estadounidenses de estar estrechamente vinculado con Osama bin Laden y Al Qaeda.

Interés por el Islam. Ahmed Khadr murió en octubre de 2003 en Pakistán en un enfrentamiento con las fuerzas de seguridad del país. Pero la muerte del patriarca de la familia no supuso la desaparición del apellido Khadr de los medios de comunicación del país o del radar de los servicios de seguridad canadienses.

El quinto hijo de Ahmed Khadr, Omar, fue capturado en 2002 en Afganistán, cuando tenía 15 años, por soldados estadounidenses durante una batalla con los talibanes. Pasó 10 años, hasta 2012, en la prisión de Guantánamo (Cuba) hasta que Ottawa se vio obligada a aceptar su extradición.

En enero de 2009, Boyle se convirtió en el tercer marido de Zaynab tras conocerla primero en Internet y ofrecerle su apoyo con Omar. Un amigo de Boyle en la universidad, Alex Edwards, describió el interés del joven por los Khadr por su carácter "justiciero".

Joshua Boyle a su llegada al aeropuerto de Canadá. | Fuente: Reuters

Viajes de peligro. El matrimonio de Boyle con Zaynab fue breve. En 2010 se divorciaron y para 2011 el joven canadiense ya se había casado con Caitlan Coleman, una joven estadounidense a la que también conoció a través de Internet gracias a su interés por las películas de Star Wars.

Y en 2012, con Caitlan embarazada, el joven matrimonio decidió viajar a Asia Central. La pareja había estado viajando el año anterior por Latinoamérica y querían continuar esa experiencia en uno de los países más peligrosos del mundo, Afganistán.

Las decisiones tomadas por Joshua Boyle y Caitlan Coleman en 2012 son un misterio para amigos y familiares. Nadie sabe, o nadie reconoce saber, por qué el matrimonio decidió aventurarse en Afganistán.

¿Qué los llevó al Medio Oriente? "Puede haber sido simplemente ingenuidad, pero yo, y otros muchos, siempre hemos conocido a Joshua como un hombre extraordinariamente astuto y espabilado. Quizás se confío. Quizás fue inmaduro. Quizá esta vez Joshua mordió más de lo que podía masticar", dijo Edwards.

El misterio sobre Boyle es tal que sus amigos ni siquiera saben si en algún momento se convirtió al Islam, aunque algunos lo sospechan. La pregunta de por qué Boyle y Coleman acabaron en Afganistán, dónde fueron capturados por un grupo afiliado con los talibán, sigue atormentando a los padres de Caitlan Coleman.

En una entrevista con la cadena de televisión estadounidense ABC, Jim Coleman, el padre de Caitlan, declaró que "llevarse a nuestra hija embarazada a un lugar muy peligroso, para mí, dado la persona que soy, es desaprensivo". (Con información de Efe). 

Joshua Boyle y su hijo en su casa en Toronto, Canadá. | Fuente: Toronto Star
Linda Boyle, madre de Joshua, carga a su nieta en su casa en Canadá | Fuente: Toronto Star
¿Qué opinas?