Tiburón
Tiburón | Fuente: AFP

Una niña de 12 años, de Nueva Zelanda, que chapoteaba en las aguas turquesas de las islas de Whitsunday en Australia con su padre y hermana, sufrió mordeduras muy profundas en su muslo derecho por un tiburón. Este es el segundo ataque, en menos de 24 horas que aterra al turismo en el país oceánico.

El incidente ocurrió frente al estado de Queensland, según informó el diario español La Vanguardia. Las heridas le produjeron una hemorragia y tuvo que ser trasladada en helicóptero, desde la zona de Cid Harbour hasta el Hospital Mackay en la ciudad de Brisbane.

“Cuando la vi estaba convencido de que no sobreviviría”, comentó un doctor del Hospital Mackay Base, quien temía lo peor, debido a la significante pérdida de sangre y lesiones muy graves. Sin embargo fue sorprendido. “No estaba nerviosa, es muy valiente”, agregó.

Justine Barwick, de 46 años, de Tasmania, también fue mordida en su muslo izquierdo mientras practicaba esnórquel en las mismas aguas la tarde del miércoles. La madre de dos niños se encuentra en estado crítico en el mismo establecimiento de salud donde fue operada.

Las autoridades del gobierno de Queensland están preocupadas y por lo pronto han anunciado que colocarán barreras en la zona para proteger a los bañistas de los escualos y les ha pedido que se mantengan fuera de las aguas hasta que se ejecuten las medidas.

Las islas de Whitsunday se ubican dentro del Parque Marino La Gran Barrera de Coral, el mayor arrecife coral de mundo y declarado Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1981. Es muy popular por sus aguas turquesas, arena blanca, hermosas bahías, aves migratorias y alberga alrededor de 88 especies de tiburones.

Islas de Whitsunday
Islas de Whitsunday | Fuente: Twitter de @EscapadasTiempo